La CORREPI denuncia 71 casos de personas asesinadas por el aparato estatal desde el comienzo de la cuarentena

La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional -CORREPI- denunció que desde el día 20 de marzo del presente año, fecha en la que comenzó la cuarentena debido al COVID-19, fueron asesinadas 71 personas por la exclusiva responsabilidad estatal.

Señalan que de ese total, 22 fueron muertes ocurridas en cárceles y 14 en comisarías,  a pesar de que es mucho menor la circulación de personas en las calles. Afirman que 24 muertes fueron debidas a fusilamientos de gatillo fácil, a lo cual se suman dos femicidios y un femicidio relacionado cometidos por miembros de fuerzas de seguridad; dos son muertes “intrafuerza” y uno resultado de otro hecho de criminalidad policial; dos corresponden a “otras modalidades” (los dos chicos arrollados deliberadamente por un patrullero en San Nicolás) y tres son desapariciones forzadas (Luis Armando Espinoza en Tucumán, Francisco Valentín Cruz en Florencio Varela, ambos encontrados sin vida días después de ser detenidos por personal policial, y Facundo Astudillo Castro, del que nada sabemos hace casi tres meses).

Entre el 20 y el 31 de marzo la CORREPI registró 13 casos; en el mes de abril, 18; en mayo, 16; en junio, 14, y en lo que va de julio, 10.

Según dicha entidad, aparecen como responsables todas las fuerzas de seguridad, federales y provinciales:
  • Policías provinciales: 37 casos (Buenos Aires 21; Tucumán 4; San Luis 3; Santa Cruz 3; Córdoba, 2; Corrientes 1; Jujuy 1; Santiago del Estero 1; Chubut 1).
  • Policía de la Ciudad: 7 casos (todos gatillo fácil, 1 en CABA, 6 en provincia de Buenos Aires).
  • Policía Federal: 3 casos (todos gatillo fácil y en provincia de Buenos Aires).
  • Gendarmería: 1 caso (gatillo fácil en CABA).
  • Servicio Penitenciario Federal: 2 casos (una muerte en cárcel federal, una intrafuerza).
  • Servicios Penitenciarios provinciales: 19 casos (Santa Fe 9; Mendoza 3; Buenos Aires 3; San Luis 3; Corrientes 1).
En un Comunicado recientemente difundido, la CORREPI señala :  “ Sabemos, por la experiencia acumulada en casi tres décadas de militancia antirrepresiva, que estos datos son parciales y probablemente sean apenas una pequeña muestra de las cifras reales, que tardaremos mucho en conocer. Aún así, impacta el número, que no es simple estadística, sino que refleja en qué medida la decisión de ampliar las facultades de las fuerzas de seguridad en esta etapa de excepción resulta en más muertes de hijos e hijas del pueblo a manos del aparato estatal.

Por eso denunciamos el reciente acuerdo celebrado entre la provincia de Buenos Aires y la Nación para desplegar todavía más fuerzas federales en localidades del conurbano bonaerense, con la excusa de operativos de control que den “mayor eficiencia preventiva” a la presencia de las fuerzas en la provincia de Buenos Aires, que sólo aportará más represión y más muerte”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente