Cargando...

Espere un momento por favor.

1 de abril de 2019

“ La Justicia debe investigar aceleradamente las torturas que militares argentinos aplicaron a soldados en Malvinas “

Así lo manifestó en “Balcarce Vox” el ex combatiente Hugo Robert, integrante y ex Presidente del CECIM, Centro de ex combatientes Islas Malvinas, La Plata.

      Dijo que 28 uniformados fueron por ello imputados de la comisión de varios delitos,  y procesados y llamados a indagatoria en noviembre de 2018. Agregó que ellos interpusieron recursos y que todavía no se presentó ninguno a declarar.

      Robert señaló consternado,  que el abogado defensor de uno de los militares acusados de torturas planteó la nulidad de la causa, aduciendo que los delitos fueron cometidos en un territorio ajeno a la soberanía argentina.

      Hugo Robert señaló que la mejor manera de defender la soberanía es luchar por ella y desnudar las verdaderas entregas sistemáticas que se dan, por ejemplo,  a través de la firma del Acuerdo del 13 de septiembre de 2016 entre los cancilleres argentino y británico, que supuestamente potencia el diálogo entre ambos países.


      Robert fustigó la política exterior con relación a la Gran Bretaña que desarrolla el gobierno de Macri,  y sostuvo que es nefasto todo lo que se hizo. También calificó de “nefasto” al papel que cumplen varios medios de comunicación propugnando un acercamiento a la Gran Bretaña.

      “ Es tal el sometimiento a las autoridades británicas, que la cipaya cancillería argentina no emitió un solo comunicado en defensa del ex combatiente argentino que recientemente hizo enarbolar una bandera argentina en el cementerio de Darwin “, señaló;  expresando luego que dicho ex soldado fue por ese hecho demorado en las islas durante 48 horas, ante la pasividad horrorosa de nuestra cancillería.

      Hugo Robert sostuvo que el ministro de Relaciones exteriores de la Argentina, al que identificó como “cabeza cipaya Fourie”, es el brazo ejecutor de lo que el Poder Ejecutivo nacional quiere hacer.

      Agregó que nuestra política sobre el Atlántico Sur debe dar un giro de 180 grados. Señaló también que deben reverse los programas de estudios vigentes en la Cancillería argentina, con los cuales el ministro Jorge Faurié, entre otros, se ha formado.

      Hugo Robert expresó que no cree que estemos tan lejos de hablar sobre soberanía con la Gran Bretaña, en cumplimiento de la Resolución de las Naciones Unidas.