Cargando...

Espere un momento por favor.

13 de abril de 2019

Glifosato: un Jurado de EE.UU. determinó que el herbicida más usado en el mundo fue un "factor sustancial" en un caso de cáncer


Un jurado en la ciudad de San Francisco determinó pocas semanas atrás que un herbicida basado en glifosato fue "un factor sustancial" en la aparición de cáncer en Edwin Hardeman, un hombre de 70 años de edad.
 La decisión, tomada por unanimidad, señala que el herbicida Roundup contribuyó a que el Sr. Hardeman padeciera un linfoma no Hodgkin. La farmacéutica Bayer, fabricante de ese producto, ha rechazado con vehemencia la posibilidad de que este sea cancerígeno.
Pese a ello, tras este fallo, la nueva etapa en este proceso judicial es determinar la responsabilidad que pudiera tener esa compañía en lo ocurrido.
Unidos hay más de 11.000 juicios en contra del Roundup.
La compañía alemana Bayer, que se convirtió en dueña de Roundup tras comprar por US$66.000 millones a su rival estadounidense Monsanto, dijo estar decepcionada por la decisión inicial del jurado.
El caso de Hardeman es apenas el segundo de unos 11.200 juicios contra Roundup en Estados Unidos.

En agosto del año pasado, un jurado estatal determinó que Roundup había causado cáncer en otro hombre, por lo que ordenó a Bayer pagarle unos US$289 millones, un monto que luego fue reducido a US$78 millones tras un proceso de apelación.

PROCESO COLECTIVO ANTE LA CORTE SUPREMA ARGENTINA:          Varios abogados interpusieron una demanda ante el máximo Tribunal argentino en 2.012. Este la derivó al Jugado Nacional Nº 3 en lo Contencioso Administrativo Federal. Los abogados solicitaron una medida cautelar para que se suspendan las fumigaciones en todo el país, lo cual fue rechazado por dicho Juzgado. Pero en diciembre de 2016, el fiscal federal Fabián Canda apeló y ratificó el pedido de la demanda: suspensión total de las fumigaciones. Y aclara que si no se hiciera lugar a la cautelar, se solicita que se suspendan provisoriamente todas las fumigaciones aéreas mientras se resuelve el juicio, y que las fumigaciones terrestres de todo producto con glifosato se realicen a más de 5.000 metros de las zonas urbanas, municipios, asentamientos, poblaciones, escuelas rurales, huertas, centros apícolas, ríos, arroyos, lagunas, cursos y espejos de agua, así como de pozos de extracción de agua para consumo humano.   La Corte todavía no resolvió. Los fallos de la Justicia norteamericana pueden acelerar la resolución.