Mujer denunció «aprietes» y «amenazas» para que cambie su declaración testimonial

Una denuncia radicada por un jubilado al que de su cuenta bancaria le retiraron unos 18 mil pesos en tres extracciones, tomó ribetes impensados a partir de que una mujer que concurrió a la sede de la Sub DDI para ofrecer testimonio de lo ocurrido, porque se la estaba mencionando en la causa, denunció ayer «aprietes» y «amenazas» hacia su persona y una de sus hijas.

Este hecho, tal cual señaló ayer El Diario a partir de un informe brindado por la fuerza policial, empezó a investigarse el 20 del mes pasado cuando un jubilado denunció que comprobó, al concurrir a la sucursal local del Banco de la Nación Argentina, que le habían sustraído unos 18 mil pesos correspondiente a su haber previsional.

Fue el fiscal Rodolfo Moure quien tomó en sus manos la causa y logró determinar a partir de la pesquisa en marcha que la maniobra delictiva fue concretada accediendo a la cuenta del damnificado mediante una billetera virtual denominada BNA+. Esta  aplicación descargable en celulares y administrada en este caso por el Banco Nación, permite transferir dinero desde el teléfono celular y de esa manera evitar la manipulación de billetes físicos y tarjetas al momento de las transacciones financieras, como también consultar saldos y movimientos actualizados al instante y pagar con QR, entre otras operaciones.

Realizada la trazabilidad de las operaciones de la cuenta de la víctima, la SubDDI determinó que hubo movimientos de cuenta desconocidos por el denunciante mediante la aplicación.

Testimonios e imágenes de cámaras de seguridad permitieron identificar a quien efectuó la maniobra por lo que Moure consiguió que el Juzgado de Garantías ordenara un allanamiento en una vivienda de calle 3 entre 30 y avenida Suipacha, perteneciente a quien ahora está acusado de «Estafa». La Policía allí secuestró un teléfono celular que la semana próxima comenzará a ser periciado.

«TENGO MIEDO»

Ayer por la mañana, María Ofelia Ojeda declaró en la Sub DDI. Dijo su verdad sobre este hecho pero también reveló su preocupación por acciones intimidatorias recibidas en las últimas horas.

Ella, quien es la expareja de quien resultada damnificado en la maniobra, mantiene una relación laboral a través de un plan social con el merendero que funciona en las calles 7 y 14 y un vínculo con la organización social «Somos barrios de pie».

Reveló en su declaración a la Policía, primero, y a la prensa, después, que una persona ligada a la organización social, a la que identificó como Diego Cabrera, le creó una billetera virtual en la cual aparecía como apoderada de su expareja cuando inició su vinculación con el merendero. «Jamás supe que yo era apoderada de él y nunca fui al banco a retirar dinero porque no tengo ni idea como manipular un cajero automático», explicó.

Cuando tomó estado público este episodio de características delictivas, Ojeda contó que «me llamaron por teléfono y me dijeron que aclare esta situación por las buenas. Fue Cabrera, quien ya habló con el padre de mi hija (la víctima) y le está devolviendo la plata. Pero insisto, la verdad es que yo no saqué esa plata. Mi exmarido fue al banco y obtuvo todo el detalle de las extracciones de dinero. Yo no figuro. La extracción la hizo otra persona desde el teléfono de Cabrera».

Con el paso de las horas, Ojeda comenzó a vivir un verdadero calvario porque, según denunció, está recibiendo «aprietes» para que cambie su declaración. «La familia Cabrera y algunos que trabajan en el merendero me están apretando. Quieren que aclare lo que para ellos es un malentendido», dijo.

- ¿Tiene miedo?

- Tengo miedo porque me amenazaron a mí y también me dijeron que iban a golpear a mi hija de 18 años por decir la verdad.

- ¿El dinero retirado de la cuenta bancaria se utilizó para compras de alimentos para el merendero?

- No se.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio