Se mantiene el conflicto de enfermeros con el municipio en Miramar

Por el momento no hay solución, aun con el pedido de conciliación obligatoria del Ministerio de Trabajo, el conflicto entre el personal de enfermería y el Ejecutivo de General Alvarado se mantiene, aunque las negociaciones también siguen abiertas.

Para de alguna manera paliar los bajos sueldos por los que reclama este sector de los trabajadores de la salud, el último ofrecimiento de las autoridades comunales fue un bono no remunerativo de 7500 pesos mensuales por tiempo indeterminado, algo que fue rechazado.

“La realidad es que seguimos a la espera de resolver la situación, lo que nos ofertaron no genera ningún tipo de impacto en los haberes a futuro, por eso nos mantenemos movilizados y aguardando respuesta a los requerimientos planteados que son justos”, indicó la vocera de los manifestantes, Alejandra Morán.

“Eso pretendían mantenerlo hasta algún momento del año cuando se decida el cambio de nomenclador para incluirlo en el básico, pero no sabemos cuándo. Lo que estaba prometido que era el pase a planta permanente de los compañeros que estaban en condiciones y la categorización 21 a profesionales quedó exento, sujeto a que nosotros resolvamos primeramente lo del bono”, agregó.

También se supo que, debido los salarios, se produjo la renuncia de 7 enfermeras. “La situación es preocupante, continuamos en un nuevo cuarto intermedio hasta el próximo viernes 5 de febrero a las 14 cuando haya otra asamblea en el Ministerio de Trabajo”, sostuvo Morán.

“Antes nos juntaremos con el Ejecutivo, nuestro pedido fue al menos un básico más para cada enfermero y de esa manera superar al menos la línea de indigencia que actualmente es donde se encuentran nuestros sueldos”, concluyó.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio