Fase 3: Caso omiso harán rubros afectados

Tal como lo adelantó este medio, Balcarce vuelve este miércoles a fase 3 y con la imposición serán varias las actividades que serán restringidas, y con ellas varios deportes deberán dejar de operar por lo menos durante los próximos 15 días. Así se lo confirmó el Jefe de ministros de la Provincia de Buenos Aires, José Bianco, al intendente Esteban Reino, el lunes. Bajo esta imposición, los gimnasios, natatorios, canchas de padel, de fútbol y gastronomía, serán los primeros en sufrir el cierre obligatorio por el lapso señalado en procura de morigerar el pico de contagios que la ciudad sufre por estas horas. Empero desde esos sectores hay una marcada postura negativa a acatar el pedido.

Muñoz: “No vamos a lograr en 15 días lo que no se logró en 200”

En este sentido, los rubros afectados alzaron la voz y convocaron a una reunión urgente por las redes, a la cual asistieron los referentes de estos ámbitos, habiendo acordado la continuidad de las tareas y no cerrar sus ámbitos. “No cerramos. Nos plantamos en la postura de no cerrar nuestros locales. Hace 9 meses que estamos expuestos al peor perjuicio que nos podría pasar como lo es el no poder trabajar”, sostuvo Gustavo Muñoz, respecto a los gimnasios. Para el profesor (y varios de sus colegas), “La acción de cierre ya se probó y no funcionó. La población se dio cuenta que esta no es la forma de actuar si se trata de prevención”. “Esto es como volver a cero”, agregó.

Para el profesor, que aseguró que se enteró de la novedad por los medios digitales el perjuicio que provocaría el eventual cierre sería, no solo perjudicial, sino también inútil: “No vamos a lograr en 15 días, lo que no pudo lograrse en 200. No vamos a cerrar, tenemos gente que concurre a nuestros gimnasios bajo tratamiento y el corte de actividad tendría consecuencias”. Sobre las posibilidades de contagio en el ámbito fue tajante: “Nuestro rubro se atiene al protocolo a rajatabla y no hay registros que se hayan generado contagios en nuestros locales. Es absurdo pensar que un ámbito donde se destila salud, genere contagios”, agregó muy convencido.

Carballo: “El mensaje que se quiere dar es que la culpa es nuestra”

Más de una vez, Walter Carballo explicó por este medio que “es un hecho científicamente comprobado que el agua de la pileta inmuniza” y “que para llegar a ella se pasa por un estricto protocolo preventivo”. Cuando se le preguntó sobre el determinante cierre del natatorio, el profesor explotó: “El mensaje que se quiere dar es que la culpa del pico de contagios la tiene nuestro rubro. Nosotros estamos respetando los protocolos a más no poder y entiendo que hacernos cerrar no es la manera”. Los auto-convocados en su ámbito de calle 14, coinciden con él en que “Se paró todo en marzo para poner en funcionamiento el hospital y no resultó”.

Que “el cierre de nuestras actividades implica que se generen muchas más deudas de las que ya tenemos, por el solo hecho de no poder trabajar”. Sobre el problema de sobrepoblación de camas y falta de personal del hospital, Carballo opinó que “el problema que tiene el hospital lo tiene desde hace 50 años. Creo que no se han hecho las inversiones que corresponden y lo que han hecho fue a las apuradas y por esta cuestión el comercio no tiene por qué pagar los platos rotos”. En la protesta entran también los dueños de canchas de padel, fútbol sintético, deportes sociales y gastronomía, que elevaron un sinfín de quejas en redes. La postura de no cerrar se mantiene.

Reino: “si nos ponemos en posturas extremas habrá consecuencias no deseadas”

“Debemos charlar, llegar a puntos de encuentro y encontrar la manera de causar el menor daño posible. Soy de la idea que el cierre no es la solución, pero así lo dicta el sistema de fases y debemos atenernos a eso” dijo el intendente Reino (aislado debido a causa de un contacto estrecho). No es bueno que se tomen medidas extremas y darse manija como algunos”, aventuró el mandatario que reprochó: “este gobierno fue demasiado contemplativo ya que permitió actividades de fase 5 en fase 4”. Para el intendente “Si cada persona que está aislada se mantiene en esa condición, la curva baja en 14 días. El problema que tiene el hospital es de personal”.

“Tenemos 15 respiradores, y solo se están usando 2, conseguimos las camas con solo levantar el teléfono y hasta día que se ha hecho mucho de más, pero no tenemos recurso humano. Estamos al 100% de la capacidad profesional. Habría que ver si a la gente realmente le interesa esto”, dijo en respuesta a los dichos de Carballo. “Cerrar estos ámbitos responde a una normativa impuesta, a la cual debemos agregar un horario para restringir la circulación en las calles. Pasamos de 500 a 900 contagios en poco más de dos meses. El descenso de fase deberíamos haberlo tenido por lo menos hace unos 15 días atrás. Es lamentable, pero es la realidad”, justificó Reino.

Sobre la férrea postura de los locales señalados, de abrir a pesar de todo, habida cuenta de que la normativa rige desde este miércoles y aplicará sanciones (como clausura o cierre definitivo) en caso de incumplimiento, el intendente aseguró que: “se deberán evitar las decisiones apresuradas, que los gimnasios no puedan abrir no significa que no puedan trabajar. Se puede hacer actividad al aire libre. El municipio se ofrece a trasladar los implementos y demás a lugares abiertos como el Cerro, la plaza o el autódromo”, dijo, al tiempo que advirtió “si nos ponemos en posturas extremas y no llegamos a un punto de encuentro habrá consecuencias no deseadas”, cerró el intendente.

(A5)

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio