Por la pandemia, un geriátrico de Mar del Plata realiza recitales al aire libre para sus residentes

El aislamiento social, preventivo y obligatorio modificó la rutina de actividades recreativas de una residencia para adultos mayores de Mar del Plata: los shows artísticos y musicales que habitualmente se realizaban en el interior del hogar ya no se podrían hacer por las restricciones de la cuarentena. Sin embargo, las autoridades decidieron sacar los parlantes a la vereda y trasladar la fiesta a la calle.

De esta forma, en épocas de transmisiones online, los residentes de Convivencias -ubicado en Castelli al 2000- disfrutan todos los jueves y algunos sábados ciclos de música y baile desde la comodidad del living, y con los artistas ubicados en un escenario montado con tarimas en puerta del geriátrico.

“Estas actividades forman parte de uno de los talleres que hacemos habitualmente dentro de la residencia y fuera del contexto de la pandemia. Ahora, como los residentes no pueden estar en contacto con nadie, los hacemos desde la vereda”, dijo Alejandro Lagazio, uno de los socios de la residencia, en diálogo con LA CAPITAL.

“Se nos ocurrió la idea de poner micrófonos adentro de la residencia y afuera, y con un retorno pueden escuchar todo el show e interactuar con los artistas que, como están subidos al escenario, facilita la visión”, agregó.

Convivencias, que actualmente aloja a 27 adultos mayores, comenzó con esta modalidad en “abril/mayo”, contó Lagazio, y mencionó que los shows “son más de música y expresión”. A más de medio año del inicio del aislamiento, ya pasaron parejas de tango y bandoneonistas, de zambas y chacareras. Además, hubo festejos en varias fechas especiales como la “Gran Peña” por el Día de la Independencia o de la Primavera, y hasta recibieron la bendición del Obispo de Mar del Plata, Monseñor Gabriel Mestre, en el marco de la caravana por el Día de la Virgen de Nuestra Señora de la Asunción.

Los familiares, que están imposibilitados de acceder al hogar, no se quedan afuera de las actividades y participan desde la vereda respetando el distanciamiento social y las medidas sanitarias para evitar la concentración de personas. “Las familias siempre acompañan y también gente que pasa ocasionalmente por el lugar“, sumó Lagazio.

“Es un lindo momento para que puedan tener una alegría. Siempre estamos buscando la forma de que se diviertan y llevar esto de la mejor manera posible. Tratamos de darle todo”, describió uno de los socios de la residencia.

Por último, mencionó que la recreación en el interior incluye “toda la parte de terapia ocupacional con especialistas para trabajar y estimular la parte cognitiva”. Entre las diversas tareas que llevan adelante se destacan: el taller de cocina, la campaña de payamédicos y los juegos de colores y para armar frases.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio