Cargando...

Espere un momento por favor.

9 de agosto de 2019

Nuevos aumentos en telefonía celular

Personal aplicará una suba del 19,5 % en los servicios pospagos. Movistar ajustará 13,3 % los planes prepagos. Claro define su aumento.
En dos semanas habrá un nuevo aumento en la telefonía celular. Personal aplicará un incremento promedio del 19,5 por ciento para sus clientes pospagos. Resta conocer qué pasará con los usuarios de las líneas prepagas a partir del 15 de septiembre: ese día concluye el acuerdo de las operadoras con el Gobierno, que habían aceptado mantener congelados los precios por cinco meses.
Movistar aprovechará esa situación para elevar 13,3 por ciento los planes prepagos desde el 16 de septiembre, según empezó a comunicar a sus clientes.
En Claro, a su vez, hay usuarios que recibieron mensajes anticipando subas, pero la empresa dijo que todavía no hay una definición.

Telefonía celular, medida dentro del rubro Comunicación en el IPC del Indec, fue lo que más aumentó el último año. Registró una suba del 65,3 por ciento en junio en la variación interanual, dato superior a la inflación general.
El nuevo aumento de Personal será el tercero del año en los planes pospagos, tras los ajustes de enero y junio. Una factura de un plan de 5 gigas costaba en diciembre del año pasado 689 pesos; en enero pasó a 759 pesos; en junio, a 919 pesos, y en septiembre, con la nueva suba, costará 1020 pesos. Es decir, en ocho meses la factura aumentó un 48 por ciento.
Por su parte, Movistar anunció un aumento para los planes prepagos, a partir del 16 de septiembre, día posterior a que finalice el acuerdo con el Gobierno. Será una suba promedio del 13,3 por ciento. Sobre los planes pospagos, no hay ajustes previstos por el momento. La última suba fue en marzo, de un 18 por ciento en promedio.
Claro también aplicaría una suba el mes próximo. Sería la segunda en lo que va del año, aunque desde la compañía no informaron el porcentaje.
Antes las empresas debían avisar a los clientes de cualquier cambio contractual (como los precios) con al menos 60 días de antelación. Con una disposición de la Secretaría de Modernización, ese plazo quedó reducido a 15 días. Además, quedó establecido que la información a los usuarios deberá ser brindada por medios electrónicos y el tipo de contrato será por default en formato digital y si el cliente lo requiere, en papel, cuando antes era al revés.
Compartir: FacebookTwitter