Cargando...

Espere un momento por favor.

29 de agosto de 2019

Indignación por el desempeño de la Sub DDI. «Me palmearon el lomo diciéndome que no iba a pasar nada y al otro día escracharon el nombre de mi hijo»

La angustia lo invade, no lo deja en paz. Es que cree a ultranza en la inocencia de su hijo, notificado días pasados del inicio de formación de causa por un robo ocurrido en una vivienda de calle 26 entre 11 y 13, junto a otro joven.
La firmeza que mantiene en cuanto a que es totalmente ajeno al hecho delictivo, además de no tener antecedentes penales de ninguna índole, se sustenta en que en las imágenes captadas por cámaras de seguridad en el sitio del robo que muestran el accionar de los ladrones y que la Justicia utilizó para ordenar a la Sub DDI el allanamiento, no es ninguno de los que allí aparece su hijo.
Tras el robo en cuestión, efectivos policiales llevaron a cabo un par de allanamientos, uno de ellos en una finca de calle 2 entre 105 y 105 bis donde vive el hijo de José Luis Ibarra, a quien se le inició una causa por «Robo agravado» con intervención de la Fiscalía Descentralizada Local.
INDIGNADO
Ibarra no ocultó su indignación por el desempeño del personal de la Sub DDD. «Me palmearon el lomo diciéndome que no iba a pasar nada y al otro día escracharon el nombre de mi hijo a través de las redes sociales», expresó.

Con relación al procedimiento policial, señaló que se efectuó con el respaldo de las imágenes captadas por cámaras de seguridad «pero allí se ve muy claro que ninguna de las personas que allí aparecen es mi hijo».
Dijo también que la situación que está viviendo junto al resto de la familia «no se la deseo a nadie. Escracharon mi casa y el nombre de mi hijo por todos lados. Esta situación nos está trayendo un montón de complicaciones en nuestras vidas. Yo no puedo descansar tranquilo y mi hijo perdió cuatro días de trabajo en el campo».
Haciendo mención a la información suministrada por la Policía, Ibarra sostuvo que en el allanamiento a la vivienda de su hijo «no se secuestró material probatorio». «Es mentira que los resultados fueron positivos. En la casa no encontraron nada. Se llevaron un par de zapatillas que le regaló mi madre. No se, entonces, porqué le apuntan a mi hijo. No entiendo y por eso mi bronca fundamentalmente porque me dijeron que no pasaba nada».
Consultado sobre cómo se encuentra su hijo por lo que está ocurriendo, respondió tajante: «Está destruido. No es nada agradable que te acusen a un hijo por un robo. Reitero, en la Fiscalía me dijeron que se trataba de un error pero tengo miedo de que llegue el día del juicio y que mi hijo quede preso».
Por último, Ibarra, quien afirmó que no tiene recursos económicos para valerse de los servicios de un abogado, señaló: «Quiero la cabeza de los que involucraron a mi hijo en un robo que no cometió. No entiendo si lo hicieron para tapar algo grande, a algún delincuente, no se. Si quieren atrapar a los ladrones la Policía lo puede hacer porque se los ve en las imágenes. Pero yo quiero al responsable de lo que le hicieron a mi hijo. Yo estoy destruido».
Compartir: FacebookTwitter