Cargando...

Espere un momento por favor.

13 de marzo de 2019

El Sr. Mario Avila negó que el municipio le entregara la ropa de trabajo a los trabajadores municipales, tal como afirmara el Intendente en el HCD

El integrante del Sindicato de Trabajadores Municipales afirmó en el programa "Balcarce Vox ", que emite cada sábado FM 105.1 entre 9 y 12,30 hs.,  que los empleados municipales saben que no están recibiendo la ropa de trabajo en término de manos de la Municipalidad.
   Señaló que sólo se dio ropa en término a algunos empleados. Dijo que no se dio oportunamente la ropa a empleados administrativos del Hospital, ni a los de Tesorería. " O se da a todos o a ninguno ", sostuvo, y agregó que algunas trabajadoras del nosocomio compran ellas su propia ropa de trabajo.
   De esta manera, el Sr. Avila desmintió las expresiones del Dr. Esteban Reino, quien anunciara en la apertura de las sesiones ordinarias del H.C.D. que el municipio había entregado en término la ropa de trabajo a los empleados de la comuna.
   Mario Avila, que durante 2018 encabezara la recolección  de varios millares de firmas de vecinos de la ciudad en contra de los tarifazos dispuestos por los gobiernos de Macri y Vidal, cuestionó los nuevos aumentos tarifarios y dijo que muchas personas en Balcarce no pueden afrontar el pago de los servicios. Citó como ejemplo el caso de una abuela que cobra 8.300 pesos mensuales y que debe pagar por gas 6.000 pesos más las facturas por consumo de luz y agua. Habló de otro caso que en pleno verano recibió una factura por consumo de gas de pesos 5.000, y citó su propio caso, ya que debió afrontar el pago de varios miles de pesos por consumo de gas mediante un plan de pagos, y luego debió afrontar el pago de los importes totales de las nuevas facturas.

   " Todos estamos hartos del aumento de tarifas ", dijo.
   El Sr. Avila lamentó la falta de solidaridad con la población balcarceña manifestada en su oportunidad por el bloque oficialista del Concejo Deliberante, al no cuestionar airada y formalmente los tarifazos gubernamentales.
Compartir: FacebookTwitter