Cargando...

Espere un momento por favor.

5 de abril de 2019

Condenaron a Sasso a 6 años de prisión, pero no irá a la cárcel

Federico Sasso (21) fue condenado a 6 años de prisión por atropellar y matar a Lucía Bernaola (14) en junio de 2017.

La decisión la tomó por unanimidad el Tribunal Oral N° 1, que encuadró el caso como “homicidio culposo calificado por conducción temeraria y lesiones culposas”.

Los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Juan Manuel Sueyro le impusieron además a Sasso una  inhabilitación especial de 10 años para conducir. Por su parte, por mayoría determinaron no revocar la prisión domiciliaria, por lo que el condenado no irá a la cárcel.

El fiscal Rodolfo Moure había solicitado una pena de 10 años de prisión, mientras que los tres abogados querellantes habían solicitado 12 y el defensor, Facundo Capparelli, ninguna.

Veronica Borelli
Verónica Borelli, la mamá de Lucía, movilizada y dolida durante la lectura de la sentencia

El hecho ocurrió en la madrugada del domingo 4 de junio de 2017. Sasso conducía por la costa a no menos de 70 kilómetros por hora –por encima de la máxima permitida– cuando en la curva de la calle Alberti el vehículo derrapó y embistió a un grupo de jóvenes que caminaba por la vereda. Lucía
falleció en el lugar y algunos de sus amigos sufrieron distintas lesiones.

La primera reacción de Sasso fue escapar, pero minutos más tarde regresó. El control de alcoholemia que le hizo la policía arrojó 1,23 miligramos de alcohol por litro de sangre, cuando el máximo permitido en la ley provincial es 0,5.

“Nunca quise matar a una persona. Quisiera que el padre me crea cuando digo que lamento lo que pasó”, había dicho Sasso en la audiencia final del juicio.