Cargando...

Espere un momento por favor.

2 de abril de 2019

Acto muy emotivo para homenajear a los héroes

Este mediodía se evocó el “Día del veterano y caídos en la guerra de Malvinas” en el monumento emplazado en el Parque Municipal cerro “El Triunfo”, a 37 años del comienzo de la guerra.
Un día como hoy, pero de 1982, zarpó de la base naval de Puerto Belgrano y al mando del almirante Carlos Busser, los buques "Cabo San Antonio" y "Santísima Trinidad" con tropas argentinas para la histórica recuperación de nuestras Islas, luego de 149 años de usurpación británica.
Se contó con la presencia del intendente Esteban Reino, y su equipo de gobierno; concejales de los distintos bloques, consejeros escolares; autoridades distritales del ámbito educativo y de fuerzas de seguridad, como también titulares de reparticiones locales de los ámbitos nacional y provincial. También hubo masiva presencia de delegaciones escolares y de representantes de instituciones intermedias y de servicio.
El acto comenzó con el izamiento deL pabellón nacional a cargo de los excombatientes Marcelo Forte y Hugo Aguiar.
Luego se dio paso a la entonación de las estrofas del himno nacional y a un minuto de silencio para reflexionar como gesto de respeto a quienes dejaron su vida en las Islas, tal el caso del balcarceño Jorge Alberto Llamas.
Como todos los años se depositaron ofrendas florales en el monumento y, tras ello, el Club de Leones descubrió una placa conmemorativa.
Invocación y palabras
La invocación religiosa ecuménica estuvo a cargo del presidente del Consejo Pastoral Balcarce, Claudio D´Amico, y del cura párroco de la iglesia “San José”, padre Pablo Etchepareborda.
En tanto, consustanciado con la causa Malvinas a partir del libro que escribió y salió a la calle el 20 de marzo de 2012, “Malvinas: de jóvenes a veteranos, `la historia continúa´”, el historiador Ariel Bibbó, como desde hace unos años, acercó una reflexión sobre esta gesta. Se refirió, puntualmente, al sueño y al vínculo que nació con el encuentro de dos soldados hace más diez años. Se trata de Julio Aro y el excoronel británico Geoffrey Cardozo, lo que posibilitó, en el tiempo, que el proyecto No Me Olvides contribuyera a que la tumba de 90 soldados argentinos tengan hoy su nombre.

Política de Estado
Seguidamente, el presidente del Centro de Veteranos de Guerra, Walter Colavitta, sostuvo que “la recuperación de la soberanía plena de las Islas es, o debería ser, una política de Estado, lo que significa que constituye un objetivo nacional permanente más allá de la ideología y la circunstancia de cada gobernante”.
“Tendríamos que contar con un plan sólido de desarrollo para el futuro, que sirva como base de negociación. Argentina debería presentar en organismos internacionales un documento para lograr consenso para que Gran Bretaña se vea forzada a negociar a expensas de un rechazo formal que la saque de la magnífica indiferencia con la que recibe las actuales recomendaciones”, sentenció.
Dijo que la soberanía se puede encarar de muchas maneras. “Declararla provincia independiente, compensaciones por las Islas o para sus habitantes, prioridades de explotación económica, aunque también habría que ver qué haríamos luego de una recuperación pacífica, porque si van a quedar olvidadas, como podría pasar, tampoco serviría el esfuerzo”.
Empatía
El intendente municipal, Dr. Esteban Reino, señaló que cuando se asiste a un acto de estas características “uno trata de ponerse en el lugar del otro”, pero resulta difícil poder alcanzar o dimensionar esa situación. “No hay palabra, manera o expresión de ponerse en el lugar de ellos, solamente nuestros excombatientes y sus familiares saben lo que fue vivir ese momento”, manifestó.
“La historia sigue, aunque muchos quedaron en las Islas, pero esto no queda aquí, porque hoy nos marcan el camino de esta Argentina difícil, que debe tomarlos como una bandera”, enfatizó el jefe comunal.
Finalmente, les manifestó el agradecimiento en nombre de todo el pueblo de Balcarce.   
Recitado
Sobre el final, el folklorista oriundo de Tres Arroyos, pero balcarceño por adopción, Emiliano “Pampita” Pellegrino, propio de sus rutinas, llevó adelante un  recitado gauchesco sobre Malvinas titulado “2 de abril”, de Adrián Maggi, generando uno de los momentos más emotivos de la ceremonia.
La marcha de Malvinas se transformó una vez más en ese himno que simboliza a aquella tierra lejana y fría que en sus entrañas cobija a los hijos de la patria que entregaron su sangre, su alma, y su vida; y que vivirán por siempre en esa canción.