Cargando...

Espere un momento por favor.

4 de marzo de 2019

Economistas estiman que la inflación de marzo tenga un piso de 3%,

Debido a los aumentos, analistas esperan que la inflación de marzo tenga un piso de 3%, analistas más optimistas lo estiman en un 2,9%. Pero incluso algunos, hablan de un 3% y 4%. Lo cierto es que la mayoría coincide en que no bajará del 3%.

 El objetivo del Gobierno es una inflación para 2019 de 23%. Pero la inflación trimestral se ubicará por arriba del 10% y esto complica las estimaciones oficiales. Se habla de un 30% anual.

 De Elypsis, Luciano Cohan, estima inflación de entre 3,5% y 4% para marzo. Fausto Spotorno, de OJ&F Asociados, proyecta un 2,9% para este mes, una cifra similar es la que tiene Federico Furiase de Eco-Go. Rodrigo Alvarez, de Analytica, un 3,1%.

Spotorno, manifestó: "La inflación núcleo -no mide impactos puntuales, como aumentos de tarifas- da un incremento de 2,6% en marzo. Pero pondera (es decir, lo que representa dentro del total) en el 80% de la medición, con lo cual la inflación núcleo da un 2,1% en el total. El incremento de 'regulados' (como tarifas) será del 4%, pero pondera un 20%, es decir que esa parte suma un 0,8%. Si tomamos el 2,1% de la inflación núcleo y le añadimos el 0,8% de 'regulados', la composición es de 2,9%".


 Furiase, por su parte, advierte: "El problema es la combinación de una inflación más alta por la inercia, la indexación y la suba de tarifas con una política monetaria dura que amplifica el impacto recesivo por la contracción de circulante monetario (menos dinero) en términos reales, ya que cae un 30% anual".

 "Partimos de un piso de 3,5% de inflación en febrero, por lo que vamos a un 3,1% en marzo. No sólo por las tarifas, sino por el arrastre de febrero y la trayectoria del tipo de cambio, oscilando sobre el piso de la banda", analiza Rodrigo Alvarez, de Analytica. "El componente de inflación 'núcleo' de febrero viene con un 3%, por lo que el número de marzo tienen un piso alto, y hay que sumar estacionalidad", agrega.

 El economista de Eco- Go, insiste: "Hay que ver los impactos de segunda ronda de aumentos que se dieron en febrero. Por ejemplo, las subas en carnes, en un contexto de recalentamiento del dólar y reapertura de paritarias, además de los aumentos programados para marzo", dimensiona Furiase. "Estamos frente a una política monetaria que se compromete a sobrecumplir la meta de base monetaria de marzo-abril-mayo en $ 43,000 millones para tratar de anclar expectativas en un contexto de inflación más alta de lo esperado".

Economistas hablan de precios relativos con una cotización estable del dolar, sin intervención y tarifas con menos subsidios.