Cargando...

Espere un momento por favor.

8 de febrero de 2019

Se puso en marcha Fiesta Nacional del Automovilismo

La 27ª. Fiesta Nacional del Automovilismo se inició en el atardecer del jueves en el viejo taller de “Toto” Fangio, hermano menor de Juan, que fuera conservado a lo largo de la historia con las piezas originales del momento.
Pocos minutos después de las 20 comenzó el acto de apertura donde quedó inaugurado el Paseo “Toto” Fangio, en calle 12 entre 11 y 9,  con la presentación de murales alusivos en la cuadra y la señalética correspondiente. Fue presidido por autoridades comunales, de la Fundación Fangio, invitados especiales e importante cantidad de vecinos que se acercaron para añorar otras épocas.
Sin lugar a dudas que se trató del condimento especial para poder sentir algunas vibraciones de lo que fue la cuna automovilística de Juan Manuel Fangio: se resaltó la “Escudería El Chueco” que nació para darle continuidad a la preparación de “La Coloradita” de Bordeu, con otros tantos anónimos que tuvieron el mismo valor de quienes perduran en la memoria.
En el sector referenciado se entregaron diplomas a mecánicos locales con el objeto de poder distinguirlos, dado que con su esfuerzo posibilitan que a la postre se luzcan los pilotos.
La ceremonia arrancó con un video histórico que desembocó en la aparición emotiva desde el interior del edificio de “La Coloradita” y la personificación de la época interpretada desde el taller de Teatro municipal, a cargo de “Nito” Lescano. Tras ello, se oyeron las palabras de bienvenida y de apertura a cargo del intendente Esteban Reino, quien a su vez tuvo la misión de habilitar el interruptor para posibilitar el encendido de las particulares luces del frente del taller. Hicieron lo propio emblemas de la mecánica local como Tulio Crespi, Omar Baudo y Hugo Sánchez, quien fuera acompañante de “Maneco” en esa pieza de colección.

Minutos más tarde, se descubrió una señalética que distingue al Paseo “Toto” Fangio y la orquesta marplatense “La Modesta”, que integra el balcarceño Francisco Butzonich, amenizó la puesta en escena.
Hubo servicio de cantina dispuesto por la Sociedad de Protección a la Infancia que sirvió para recaudar fondos.