Cargando...

Espere un momento por favor.

22 de julio de 2018

Pedro Lambertini, cheff: «Me gustan estas fiestas y las apoyo porque tienen que ver con la cultura, la gastronomía y el turismo»

Su vocación por la cocina la descubrió a temprana edad. A los 11 años, en su Córdoba natal, dio los primeros pasos cocinando para sus familiares y amigos a partir de la curiosidad que le despertaba el sabor de los alfajores de maicena que elaboraba su abuela.

Aquella vocación más tarde se convirtió en su pasión, la misma que hoy lo ha convertido en uno de los referentes del arte culinario.

Estudió con el «Gato» Dumas y posteriormente en el año 2006, trabajando en un restaurante tailandés de Puerto Madero como chef patissier, conoció a Michael Legge quien le propuso abrir un negocio que pudiera reunir un mercado y un restaurante con productos naturales y orgánicos.

La idea fue la de unir los conceptos de sano, gourmet, accesible, informal, fresco y, principalmente, todo casero. Aquella propuesta luego se convirtió en un proyecto que está en marcha en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Valora por sobre toda las cosas que más allá de la originalidad del plato, éste debe ser rico.


Lambertini, quien es uno de los cheff que muestra su arte a través de su programa en «El Gourmet», como también dictando clases de cocina, brindando asesoramiento a restaurantes y participando en realizaciones gastronómicas, es una de las atracciones de la 16º Fiesta Nacional del Postre.

«Es la primera vez que participo de la Fiesta. Colegas y amigos que ya han estado me han hablando y muy bien de la Fiesta del Postre en Balcarce así que es una linda satisfacción sumarme a ella. También me ha gustado mucho la ciudad con una plaza Libertad hermosa. Me gustan estas fiestas y las apoyo mucho porque tienen que ver con la cultura, con la gastronomía y el turismo. Celebro todo esto porque la gente se une, se reúne y se contactan los productores con los consumidores», expresó a El Diario.

Los hábitos alimentarios están relacionados con la identidad cultural. A Balcarce se la identifica y mucho por el postre que lleva su nombre y que se convirtió en un emblema para la ciudad y traspasó fronteras. Y eso también lo destaca Lambertini, quien durante su presentación acaparó la atención del numeroso público que lo escuchó atentamente pero que también disfrutó de sus chistes con tonada cordobesa.

Mientras hablaba de las propiedades de los alimentos, mezclaba los ingredientes de las recetas y lograba mantener la atención de los presentes.

«AL NATURAL»

En el año 2016, Pedro publicó el libro «Al natural», una invitación original, inteligente y relajada al encuentro de un cocinero que incorpora el placer como ingrediente clave en la preparación de las más de cien recetas que presenta. Cada una cuenta una historia y anima a la experiencia de probar, explorar y descubrir.

Las trescientas páginas de la obra deliciosa reúnen imágenes y textos que se leen con gusto y estimulan a preparar su repertorio de platos salados y dulces, planificar una alacena saludable y gourmet, gozar de la buena mesa, comer mejor y disfrutar cocinando.

Contó el cheff que hace varios años viene trabajando en torno a la comida saludable. «Hoy mi mensaje tiene más que ver con los productos regionales y su estacionalidad. Por eso hoy por hoy lo saludable, más allá del concepto que la mayoría de las personas tienen sobre la cocina y comida saludable, tiene que ver con volver a las fuentes, esto significa volver a cocinar las recetas de la abuela e intentar educar sobre eso, es decir dónde comprar los mejores productos, lo menos industrializados posibles. A veces es difícil encontrar productos orgánicos, principalmente en las grandes ciudades. Por eso apuntamos a que quede claro que hay que cocinar, que hay que dedicar tiempo a preparar nuestro alimento. Y en esa dirección vengo trabajando desde hace varios años», subrayó.

EL MUNDO ACTUAL DE LA GASTRONOMÍA

Hay una realidad que no se puede soslayar y es que la gastronomía ha cambiado mucho en estos años. Hay un auge de varias tendencias, acompañado por la proliferación de escuelas de cocina a lo ancho y largo del país. Admitió Lambertini que «esta bueno que eso ocurra porque genera curiosidad en las personas el saber de qué se tratan los alimentos, qué comen, que puedan probar cosas nuevas como también ir a restaurantes, mercados y ferias. Es todo un conjunto que trae, además, esta apertura de escuelas de cocina y que el tema de ser cheff o cocinero sea más tenido en cuenta, subiendo el ‘status quo’ de lo que era hace un tiempo. Entiendo también que quizás el tema esté un poco sobredimensionado pero considero que se va a estabilizar. Hay demasiados programas de cocina lo cual puede generar falsas expectativas en aquellos que creen que dedicarse a esta profesión y estar en la televisión tiene un halo de glamour y no necesariamente es así. Pero en definitiva todo aquello que apunte a querer saber más sobre la comida, esta bueno».

ELOGIO PARA EL POSTRE BALCARCE

Apenas llegó a la ciudad, su curiosidad lo llevó a probar el exquisito postre Balcarce elaborado en base a un biscochuelo relleno con crema de leche natural, almendras, marrón glacé, nueces, merengues y el infaltable dulce de leche repostero, todo eso decorado con coco rallado. «Es muy rico», reconoció.

Lambertini no dejó pasar la oportunidad, entonces, de registrar un video con el proceso de elaboración del postre en la confitería Jockey Club, acompañado por Natalia Cerezuela, que difundió en redes sociales.