Cargando...

Espere un momento por favor.

Grave accidente interrumpió Festival en el "Fangio"

Informe:Accion5 
El Festival ciclístico del “Día del Trabajador” que iba a ser un festejo para todos y la única actividad deportiva de este martes feriado, terminó siendo una tragedia a raíz de un accidente que encima pudo haberse evitado. Apenas iniciada la competencia de apertura del evento un ciclista sufrió un terrible accidente por el cual ahora lucha por su vida en un nosocomio de Mar del Plata. El Campeón Argentino (juvenil) de 1985, Carlos Pidal, venía en pelotón durante la carrera de Aficionados +40, cuando a la salida del puente se desvió del pelotón hacia la derecha y al asomarse hacia atrás para ver distancia, se descuidó y golpeó con el canto de uno de los muros de contención.

 Pidal cayó pesadamente al piso sufriendo un tremendo golpe por lo cual en minutos se acercó la ambulancia y hacer efectivo su traslado al Hospital Subzonal “Dr. Felipe A. Fossati”. Allí fue recibido en estado de inconciencia, siendo atendido por el Dr. Andrés Brugnera, las curaciones primarias no fueron suficientes y el ciclista fue derivado al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) donde fue internado de urgencia en estado delicado. Según testigos y fotografías que así lo demuestran los murallones, enfrentados en sí, estaban pésimamente ubicados, sobre el “pianito” hacía la izquierda y sobre la pista, a la derecha. Son moles de 4m2 y 5tn de peso que paran cualquier cosa.
Lugar fatídico y suspensión no inmediata

 Los muros funcionaron hasta hace poco como reductores de velocidad, pero fueron retirados para evitar mayores disgustos, sin embargo se los ubico pésimamente a la salida del puente donde un vehículo de tracción como en este caso la bicicleta, alcanza casi los 100km/h. El triste detalle es que a 50mts de ese lugar se mató Guido Falaschi en 2011. La posibilidad de suspender el evento no se consideró de manera inmediata, ya que tras el inconveniente hubo tres carreras más: terminó la de Aficionados, corrieron Master D y E y todas las infantiles. Cabe destacar que entre la carrera Aficionados y Master D y E hubo una pausa de más de una hora a raíz de este lastimoso suceso.


 Tras esta y con total imprudencia, el anunciador aseguró que “Carlos Pidal está fuera de peligro, seguimos con este Festival, que sea una fiesta (sic)”. La actividad siguió su curso y tras carreras infantiles (todas en la recta principal), el abogado de la Municipalidad, Dr. César Romera y el Director de Deportes, Hugo Fernando Ferrino decidieron suspender la actividad, cuando ya estaban todos los ciclistas de las demás pruebas anotados. Hubo algunas discusiones pero pronto se llegó a un común acuerdo y la actividad fue interrumpida. “Este muchacho está muy grave, no sabemos qué puede pasar, lo más recomendable es para todo el evento”, confió el letrado a ACCION5.

 Ambulancia, traslado y neurocirugía

 A las 10.35, cuando ocurrió el accidente, Carlos Pidal fue derivado de urgencia al Hospital. La ambulancia parapetada en boxes (a unos 2.000m del lugar del accidente) recibió la llamada por handy y en poco más de 5’ estaba en el lugar. Desesperados, los amigos del corredor desoyeron los pedidos de la enfermera (no había médico a cargo) de no tocar el cuerpo del ciclista y lo cargaron entre todos a la ambulancia. En el lugar quedó un gran charco de sangre que rápidamente un banderillero se encargó de baldear dejando una estela rojiza sobre la pista. Mientras, la ambulancia se perdía entre el polvo por el camino de tierra rumbo a puerta 1, con salida directa al Hospital Subzonal.

 El vehículo marchó hacia el hospital por la vía rápida a pocos metros. “Iba inconsciente, parecía que no respiraba, creí que se moría…”, confió la enfermera a ACCION5. Al llegar al Hospital, fue recibido en emergencias por el Dr. Andrés Brugnera, quien determinó que el ciclista ingresó con traumatismo de cráneo y pérdida de masa encefálica. Fue derivado de urgencia al HIGA (Hospital Interzonal General de Agudos de Mar del Plata). Allí, Pidal ingresó pasado el mediodía en estado crítico y con asistencia respiratoria. Fue estabilizado e intervenido con una neurocirugía de alta complejidad, producto del traumatismo. Su estado actual es sumamente delicado.