Cargando...

Espere un momento por favor.

27 de abril de 2018

Entre el perdón y agradecimiento

Decepción
Por Horacio Ciriaco
Probablemente nuestros legisladores de pago chico, no han comprendido que la política también es símbolo, y al no hacerlo, no han advertido que desde las gracias al perdón hay un solo paso. Cuando las demandas populares son claramente un clamor por que las tarifas se retrotraigan al momento en que se las podía pagar.
Al comenzar esta crónica, se trata de encontrar la palabra que defina con precisión y justeza, ya no con objetividad, porque el vocablo utilizado en el título exime de cualquier justificación al respecto. La gracia y el perdón se pueden confundir en la expresión del emisor. Gracias. ¿Porque? será la pregunta que rondará por la memoria de los presentes en la sesión del Concejo Deliberante local, ante la estupefacción de oírla en boca de la concejal Di Gerónimo.

Brevemente podemos decir que se llega a esta sesión ordinaria del cuerpo deliberativo, luego de una inmediata anterior en la que se presentaron documentos de protestas en virtud de los aumentos de las tarifas de servicios públicos; y en la que un vecino de Balcarce, Mario Ávila, luego de juntar miles de firmas de otros conciudadanos en idéntico tenor hace uso de la Banca 19; instrumento que se ha implementado recientemente y mediante el cual se intenta hacer uso de una forma de democracia participativa. Ávila, explica como hizo para juntar las firmas, que atesora, en una caja repleta de planillas firmadas  junto a la banca. Mientras indicaba que había llegado al recinto con las firmas y la voluntad expresa de los vecinos que  acompañaban en el reclamo. Al mismo tiempo la Multisectorial, organización compuesta por varios gremios y entidades de bien público efectuó la entrega de un documento de similar tenor con la enjundia de advertir sobre el caos que se cierne sobre la vida de los argentinos en general y los balcarceños en particular.
Así se llegó a la sesión de ayer, 26 de abril, en que las mismas organizaciones se presentaron a esperar la resolución del Cuerpo.
En definitiva, la sesión se inició como es de rigor con la lectura del Orden de Día, en cuyo título principal  refería a la cuestión tarifaria. El miembro informante de la alianza Cambiemos, una ignota concejal, de esas personas que integran una lista sin expectativas de ingresar la mundillo de la representación política y terminan en  una banca por obra y gracias de vaya uno a saber de qué conjuro, porque quedó absolutamente en claro luego de exposición que es una fiel representante de los lugares comunes y de una mediocridad digna de otros esfuerzos. No trasuntó en sus dichos compresión alguna de lo que se trata. Sus afirmaciones fueron tales como que ella o el Pro  es quién decide cuándo es gasto suntuario de energía y cuando no lo es. Al afirmar que “si se gasta entre 100 y 200 kw., estamos en presencia de un consumo adecuado, cuando de supera, es un consumo suntuario, de manera que deberá pagarse”. Pero en realidad no es relevante el comentario ya que viniendo de Cambiemos todo píe debe entrar en su horma. De forma tal que la justificación ante los reclamos del pueblo de Balcarce se limitaron a esa pobrísima síntesis.
Pero el plato fuerte vendrá inmediatamente después; la Concejal Di Gerónimo, en nombre del Frente para la Victoria, hace uso de la palabra, ella, nos tiene acostumbrados en sus exposiciones a tener una suerte de verborragia impulsiva en la que como resultado de su pasión política segrega unas suerte de atropello verbal que es compensado con la enjundia con que defiende sus posiciones, en este caso no resultó de esta manera, se vio a una Di Gerónimo, tranquila con una voz meliflua, en la que agradece, en tres oportunidades  al cuerpo la voluntad de hacer una resolución en conjunto y por unanimidad, y al mismo tiempo, dice reconocer  y comprender la situación que tienen los concejales de Cambiemos porque también se deben a las autoridades nacionales y provinciales. –Acotando – sobre la sensibilidad de la Gobernadora a la hora de suprimir impuestos provinciales en las facturas eléctricas. Aclarando que no son significativos pero reconociendo el esfuerzo; y al mismo tiempo la de financiación de las arcas provinciales. Para volver a agradecer y resaltar la resolución del cuerpo en la que se propone que: -Reafirmar los Artículos 1 y 2 de la Ordenanza 120/16 prorrogada por Ordenanza 174/17.-Suspender por el término de un (1) año contados a partir de la promulgación de la presente todo aumento tarifario en materia de servicios esenciales (luz, agua, gas y cloacas).-Reducir los impuestos Nacionales y Provinciales.
Un fenómeno, nuestros representantes son un fenómeno.
Mientras tanto  el bueno de Ávila, se iba achatando en el asiento en la barra, lugar desde el en que miraba absorto como su tarea se tantos días se terminaba en un pedido de disculpas,- perdón -de agradecimiento. Todas las voces de que fuera portador Ávila se apagaron y una vez más la representación termina arreglando sus cuitas en la mesa de las Comisiones y dando la espalda a las demanda más que legítimas y urgentes  de una población que se ve absorta al no poder hacer frente a los pagos de los servicios públicos. No lejos estaba una suerte de oronda satisfacción en la banca de Cambiemos, quienes con ese momento vio consolidada la posición que en la jerga se suele llamar ,nos fumamos los reclamos, es un suerte de práctica , se aprende en medio de la “rosca”, en la que se resuelven entuertos a costa de los más débiles.
En definitiva lo que se vio en la sesión de ayer es que no existe compresión acabada de lo que es la tarea política, Nosotros decía Di Gerónimo, lo único que podemos hacer es legislar, en ese tono  de rendir la bandera y entregarlas a los adversarios sin remilgo alguno. Seguramente un temor reverencial debe haber abrumado a la Concejal, en el momento en que las gracias y la descripción de su tarea específica así lo indica.
Luego hablo Vismara, para aclarar que no estaba de acuerdo con los dichos de la ignota, “no debe confundirse derechos con consumo ya que son servicios básico y esenciales y por lo tanto entran en la categoría de derechos humanos”. Pero no corrigió el agradecimiento, por el contrario alabó el acuerdo. Por su parte, José Luis Pérez, que fue el más escueto disertante, afirmó su acuerdo con los dichos de Di Gerónimo  y Vismara para aportar una fórmula que apunta que se desagregue del pago de la factura eléctrica la tasa de alumbrado y que sea el ejecutivo municipal el que se haga cargo de la cobranza de dicha contribución. Como si el cambiar de caja o de boca de cobro, significara una disminución el costo de las facturas. Extraño en un hombre de vasta experiencia política. A menos que intente una estrategia para desfinanciar al municipio, de no ser así, en verdad no se entiende.
En otro aspecto sobresaliente de la cuestión, es que se hace referencia  en el primer punto  de los considerandos al proyecto de LEY que presentara el Diputado Agustín Rossi, en la Cámara de Diputado de la Nación, en  que se solicita retrotraer las tarifas y en cuya sesión el legislador denunciara a Mauricio Macri de Contrabandista, y acusó a cambiemos que no tener autoridad moral para juzgar a nadie. Indicando así mismo que la mitad del Gabinete nacional tiene cuentas off short, y eso es delincuencia. Entre el agradecimiento y la postura de Rossi, hay un desierto que sólo se comprende como contradicción primaria
Probablemente nuestros legisladores de pago chico, no han comprendido que la política también es símbolo, y al no hacerlo, no han advertido que desde las gracias al perdón hay un solo paso. Y que en esa actitud, que nos comprende a nosotros los ciudadanos de Balcarce, y la verdad es no tenemos nada que agradecer a el cuerpo deliberativo.
Por otra parte, como la Concejal reconoce, no se tiene posibilidades de solucionar el tema, pues es otra la jurisdicción  a la que atañe. Pero nada impide que junto a Ávila, Multisectorial y al Diputado  Rossi continúen en la cruzada por cambiar este escandaloso y hasta ilegítimo cuadro tarifario, el que termina condenando a la pobreza a millones de persona, este valor simbólico se les perdió a los concejales de la oposición, quizá pensado que todo pasa, y que en última instancia es preferible andar bien con los pares, que hacerse cargo de las mandatos populares.