Cargando...

Espere un momento por favor.

5 de marzo de 2018

Se efectuó un relevamiento para ajustar detalles de obras que necesita el autódromo

Fue en horas del mediodía de anteayer. La pick up roja de la Asociación Corredores Turismo Carretera (ACTC) conducida por Rodolfo Balinotti, médico de la institución, ingresó al autódromo Juan Manuel Fangio. Junto a él se encontraban el ingeniero Sergio Salazar, responsable del diseño de circuitos; Roberto Argento, encargado del tema dentro de la ACTC, y el titular de Inspección de la Comuna, Andrés Lombardini.
La llegada hasta nuestra ciudad de Salazar, quien había estado el pasado viernes 9 de febrero cuando, en el despacho del intendente Esteban Reino, le hizo entrega de un trabajo integral de refacción del autódromo Juan Manuel Fangio, al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis. El mismo no difería en mucho de lo que oportunamente había propuesto Argento en materia de obras.
De hecho, ambos trabajaron junto en la propuesta, con aportes del área de Turismo ya que contempla este punto también al ser un proyecto de carácter integral.
Consultado el doctor Balinotti por El Diario, quien estuvo presente durante la recorrida al circuito, explicó que la presencia de Salazar y Argento obedeció a la necesidad de llevar a cabo un relevamiento en una serie de sectores puntuales del autódromo, entre ellos un par de curvas y la zona de la chicana. “Se hicieron algunas mediciones para afinar el proyecto en cuestión, principalmente en modificaciones que deberían efectuarse en algunas curvas”, indicó.
Se sabe que entre las obras necesarias figuran para convertir en Grado 2 al trazado, por sus normas de seguridad, la construcción de unos 1.500 metros de paredones de cemento para “entubar” los sectores críticos; modificar la curva 1 para permitir mejorar la vía de escape; ampliar ésta última en la curva 2 y una modificación en la chicana.
Al mismo tiempo, se plantea una relocalización de los guard rail en sectores internos, menos peligrosos, y una reforma en la curva a la salida del puente para mejorar la visibilidad del piloto y de esa manera acotar los riesgos de accidente.
A esto se le suma la necesidad de construir una loza en la zona de boxes, que se extienda hacia la curva que da a Los Pinos, para que puedan ampliarse los espacios para los equipos de competición como también de una torre de control e infraestructura destinada a la parte técnica, sanitarios, mejorar alambrados y cada uno de los servicios necesarios para montar un espectáculo deportivo de envergadura

El proyecto, al menos en la etapa más ambiciosa en lo deportivo, plantea un plazo de ejecución de obras de entre nueve y diez meses.
En cuanto a presupuesto, se señaló que el proyecto integral contempla unos 140 millones de pesos. Claro que hay prioridades y que también está contemplado a convocar al capital privado en lo concerniente a la oferta turística.
Por otra parte, se sabe que si las obras se hacen, Hugo Mazzacane, presidente de la ACTC, prometió el regreso a Balcarce de la categoría más popular del automovilismo argentino.