Cargando...

Espere un momento por favor.

Una mujer fue condenada por calumniar e injuriar a través de redes sociales

La Justicia Nacional de la Ciudad de Buenos Aires obligó a Mónica Lang a realizar 150 horas de tareas comunitarias por haber lesionado el honor de Marcelo Frydlewsky “a raíz de los comentarios publicados en la red social Twitter el 22 de febrero de 2017 bajo la cuenta EVAargentina20”.
El Juez Angel G. Nardiello, del Tribunal Oral Criminal 22 le condenó además a publicar la parte resolutiva de la sentencia durante tres días seguidos en los diarios La Nación y Clarín, uno de ellos el día domingo.
Según manifestó el abogado del agraviado, en la audiencia “se hizo alusión que hay que tomar conciencia de que acusar falsamente en las redes sociales, en este caso Twitter, a una persona de la comisión de un delito, es un hecho grave que causa un daño en lo personal y profesional a esa persona y que la Justicia no puede permitir que estos hechos no tengan consecuencias”.
El delito por calumnias e injurias está tipificado en los artículos 109 y 110 del Código Penal, pero nunca antes había sido aplicado en la Argentina para agravios vertidos en las redes sociales.
Calumniar es acusar a otro falsamente de haber cometido un delito. Injuriar es deshonrar o desacreditar intencionalmente a una persona. No será delito si los dichos guardan relación con un asunto de interés público.
La victimaria realizará las tareas comunitarias en el Centro Cáritas.
Un excelente antecedente a tener en cuenta para accionar contra aquellos que agravian impunemente a través de las redes sociales.