Cargando...

Espere un momento por favor.

Se entregaron 37 escrituras

En la mañana de ayer, en el Centro Cultural Salamone, se llevó a cabo una nueva entrega de escrituras a vecinos de la ciudad, que estaban esperando ese documento desde hace años.
El acto fue presidido por el intendente Esteban Reino; el subsecretario Social de Tierras, Urbanismo y Vivienda de la provincia de Buenos Aires, Evert Van Tooren, y el titular del área municipal indicada, Gonzalo Scioli.
Fueron un total de 37 escrituras de regularización dominial bajo la Ley 24.374.
El subsecretario Social de Tierras, Urbanismo y Vivienda de la provincia, Lic. Evert van Tooren expresó que “son momentos de mucha alegría y felicidad y que bien sabemos que nunca se van a olvidar”, agregando que “desde hoy se convierten en dueños de su casa y ya nadie va a poder jugar con su ilusión”.

En ese sentido, señaló que “si bien no es el caso de Esteban (Reino), quien se merece todo mi respeto, sé de muchos políticos que jugaban con la necesidad y del miedo de nunca entregar la escritura”.  Así fue como trajo, como ejemplo, el caso de un vecino de la provincia de Buenos Aires que recibió la semana pasada su escritura tras setenta años de espera. “Hoy a los 94 la recibió, pero son cosas que no deben ni pueden pasar y para eso tenemos que trabajar todos juntos sin importar el color político”, enfatizó.
“La Gobernadora nos pidió que regularicemos toda la provincia de Buenos Aires y por ello vamos a trabajar intensamente en equipo con el municipio para que todos los vecinos tengan su escritura”, concluyó diciendo el funcionario bonaerense.
Ciclo culminado
Por su parte, el intendente Esteban Reino manifestó su satisfacción “por poder cerrar un ciclo para muchos balcarceños”, a la vez que agradeció a la mandataria provincial “porque estas acciones fortalecen a la familia y ayudan a constituir el hogar”.
Destacó el trabajo de Gonzalo Scioli junto al titular del Registro Notarial Nº 1 de Regularización Dominial, Marcelo Delledonde, a la vez que recordó el acto producido a mediados de año en el gimnasio de la Escuela Técnica donde también hubo muchos vecinos que recibieron tan valioso documento tras 30 o 45 años de espera. “Es brindarles a las personas la seguridad jurídica, la posibilidad de solicitar un crédito o que puedan transferirle el domino a un hijo y ese es lo más importante”.