Cargando...

Espere un momento por favor.

Reunión cumbre en un intento por poner frenos a la inseguridad

La inseguridad fue el tema que convocó a quienes tienen responsabilidades públicas, ya sea desempeñándose en el Ejecutivo y/o en el Legislativo como también a aquellos que conducen las distintas áreas policiales que actúan a nivel distrital.

La sucesión de hechos delictivos en las últimas semanas, pero de manera especial los que tuvieron como víctimas a adultos mayores, fue el desencadenante del encuentro concretado anteanoche en la sede del Palacio Municipal. Participaron el intendente Esteban Reino, acompañado por el secretario de Gobierno, Ricardo Stoppani; el titular de Protección Ciudadana, Alejandro López, y el responsable de Nocturnidad, Mauricio Aguilar; el jefe de la Estación de Policía Comunal, comisario Matías Ortelli; el titular de la Sub DDI local, subcomisario Maximiliano Blanco Río, y también integrantes de Patrulla Rural; y el presidente del Concejo Deliberante, Gustavo Bianchini, y el concejal Sebastián Pinilla, presidente de la Comisión de Seguridad.

DEBATE

El análisis de la preocupante situación, de acuerdo a lo que pudo conocer El Diario, ya que el Departamento Ejecutivo nada informó al respecto de manera oficial, llevó a desmenuzar cada una de las problemáticas delictivas que más preocupan en Balcarce. Una de ellas, como quedó dicho, es el robo a los abuelos en horas de la noche cuando se encuentran descansando; otra el llamado "cuento del tío" y también las cuestiones vinculadas con la comer-cialización de estupefacientes.


Las autoridades policiales dijeron, a su turno, lo suyo ante los reclamos por parte del Gobierno municipal sobre el panorama reinante.

"Planteamos la necesidad de generar mayores acciones preventivas", reconoció el jefe comunal consultado por este medio.

Por su parte, los funcionarios policiales informaron sobre las líneas de investigación en curso.

No obstante, no faltó una mención al rol de la Justicia y la necesidad de que sea más eficiente a la hora de actuar.

Las partes de común acuerdo coincidieron en la necesidad de reforzar las medidas preventivas a través de patrullajes y rondines, y controles en la vía pública a partir de un trabajo mancomunado