Cargando...

Espere un momento por favor.

Primicia exclusiva: :Absolvieron a un hombre y una mujer que estaban imputados por comercializar drogas

El Tribunal Oral N° 4 de Mar del Plata dispuso en las últimas horas absolver a un hombre y una mujer que estaban imputados por comercialización de estupefacientes.
El hecho se registró en el año 2015 tras un allanamiento que efectivos de las fuerzas  de seguridad realizaron en un domicilio de calle 105 entre 20 y 22  donde encontraron 18 envoltorios con cocaína, deteniéndose a varias personas por "tenencia de estupefacientes con  fines de comercialización", aunque poco después recuperaron la libertad pero quedaron sometidas a proceso.
Desde entonces se continuó con la investigación, en cuyo transcurso a uno de los imputados se le dictó el sobreseimiento mientras una mujer quedó con juicio abreviado y ya cumplió la pena, en tanto fueron a juicio Nancy Patricia Luna y Enzo Burgos.
En la instancia de debate el Fiscal Rodolfo Moure pidió la pena de cinco años de prisión para Luna y retiró la acusación para Burgos con lo cual quedó absuelto.
En las últimas horas se dictó el fallo y el abogado defensor de los imputados, el doctor  Eduardo Chávez fue notificado ayer  que se dispuso la absolución de ambos, confirmando el retiro de la acusación de Burgos y la absolución de Luna "porque los elementos probatorios aportados por la Fiscalía no fueron suficientes para acreditar la materialidad delictiva de tenencia con fines de comercialización", por lo que ambos quedaron libres, según precisó  Chávez.
Queda ahora a criterio del fiscal la apelación del fallo en Casación, por lo que hasta que no transcurran los plazos legales para apelar, la resolución no está firme.
"En la instancia de juicio, el Fiscal (Moure) no pudo sostener la acusación contra Burgos por lo que la retiró, en tanto en el caso de Luna, con todos los antecedentes que el citó pidió la pena de cinco años de prisión pero no pudo demostrar la tenencia con fines de comercialización, no había elementos de corte, no había balanza, no había billetes ni armas. Lo único que se secuestró en esa oportunidad fueron 18 envoltorios de cocaína" explicó el letrado añadiendo que tampoco el pesaje de la droga dio el indicado para acreditar que podía ser destinada a la venta, pudiéndose considerar como para consumo personal.