Cargando...

Espere un momento por favor.

El Fiscal Moure admitió la posibilidad de que se detenga al constructor de calle 19

 En manifestaciones a "Somos Balcarce", el Dr. Rodolfo Moure señaló que la madre de un menor de 14 años de edad puso en conocimiento de la Fiscalía el intercambio de mensajes a través de redes sociales mantenido por un hombre de alrededor de 70 años con su hijo. Dijo que el menor contó la situación a unos amigos; éstos a otra persona,  y esa persona a su madre.
   El Fiscal sostuvo que al conocido profesional podría imputársele la comisión del delito de captación de menores a través de redes sociales para fines sexuales. Señaló que previamente debe consolidarse la investigación, para lo que habrá de recibirse la declaración del menor a través de la cámara Gesell. También habrá de analizarse la información que se obtenga de las computadoras y celulares secuestrados durante el allanamiento practicado el último miércoles en el inmueble del sospechado ( que tal como anticipó "Infórmese Primero", está ubicado en calle 19 entre 12 y 14 ).
   El Dr. Moure señaló que no hay otra denuncia contra el profesional, aunque admitió que podría estar involucrado en otro caso. Reconoció que el hombre es casado y que tiene hijos.
   Llamó la atención la negativa del Fiscal a brindar la ubicación del domicilio allanado. Sólo manifestó a los periodistas televisivos que estaba ubicado en zona céntrica.
   Fundamentó su posición en la necesidad de no entorpecer la investigación y de no identificar a la víctima.
   Resulta poco probable que difundir la ubicación del inmueble allanado haga posible determinar la identidad de la víctima.
   Esta posición no concuerda con la adoptada ante otros allanamientos efectuados en la ciudad, donde se facilitó la ubicación exacta de los domicilios allanados.

   El art. 131 del Código Penal determina que será penado con prisión de seis meses a cuatro años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la identidad sexual de la misma.