Cargando...

Espere un momento por favor.

Más de veinte niños se incorporaron al sistema educativo

El intendente Esteban Reino participó esta mañana de la presentación de las nuevas instalaciones del Jardín de Infantes Nº 905 “Isidora de Vega” que permitieron la inclusión de 23 niños balcarceños que no estaban  escolarizados.
El jefe comunal fue recibido por el cuerpo directivo conformado por Gabriela Baldini, Susana Scinardo y Jorgelina Parra; las inspectoras de Nivel Inicial, Fernanda Etcheto y Silvia Quiroga y los consejeros Sandra Divito, Natalia Nolasco y Cristian Coria. También estaban presentes los integrantes de la Asociación Cooperadora Nicolás Mancini, Marcela Ricci y Verónica Mengual.
En ese lugar; Reino pudo ver el aula nueva que se construyó y la batería de sanitarios que provocaron la ampliación del edificio hacia la parte trasera y las modificaciones que se realizaron en la zona del patio con la incorporación de nuevos juegos.
En total, se invirtió alrededor de un millón de pesos provenientes del Fondo Educativo, monto que superó ampliamente los 800.000 pesos iniciales teniendo en cuenta que la obra sufrió adicionales y la incorporación de todo el mobiliario.
 “Estamos muy conformes de haber logrado esto que surgió desde un trabajo conjunto con la cooperadora, la institución, las inspectoras y los consejeros escolares”, expresó el titular del Ejecutivo.
Durante la recorrida indicó que “estamos dando otro paso para mejorar la educación que es a lo que apuntamos. Desde nuestra gestión hemos invertido alrededor de 11 millones de pesos del Fondo Educativo que antes no se hacía”.

 Asimismo, reflexionó que “hicimos un gran esfuerzo desde lo económico para que los fondos destinados a la educación tengan ese destino y no como antes que se utilizaban para pagar los sueldos en la Municipalidad”.
Inclusión
Por su parte, la directora, Gabriela Baldini, indicó que “para nosotros es una felicidad poder incluir niños de esta comunidad educativa y de otras más alejadas en esta nueva sala”.
              Baldini precisó que de esta manera se amplió el establecimiento y ahora más niños están insertos en el sistema escolar. “Nuestra obligación es poder enseñarles todos los días y ofrecerles experiencias formativas donde puedan incorporar nuevos conocimientos. Tenemos propuestas desde lo lúdico como este escenario con docentes que están permanentemente al lado de los chicos”, enfatizó.
              Por último, reconoció que existe una demanda de una comunidad educativa creciente y que el jardín ya superó los 220 alumnos divididos en cuatro aulas, tanto en el turno mañana como en el turno tarde.
              Vale destacar que desde la semana pasada está funcionando la Sala de 3 años a cargo de la docente Lucrecia Espósito con chicos que no estaban escolarizados.
              La presentación de las instalaciones también sirvió para que se le brindara un reconocimiento a la docente Nora Sangiorgi, quien además de haber sido directora de la institución es consultora permanente y colaboradora de muchas actividades que sirven para que el jardín siga creciendo.