Cargando...

Espere un momento por favor.

Una abuela, víctima del "cuento del tío"

Lamentablemente los ardides de los delincuentes, aunque parezcan ya por todos conocidos, les siguen dando buenos resultados. Tal apreciación volvió a confirmarse ayer cuando con un clásico "cuento del tío" desconocidos lograron sustraer a una mujer una importante suma de dinero.

El hecho ocurrió en horas del mediodía, cuando Rosa Terminiello recibió en su domicilio de calle Chacabuco entre 11 y 13 un llamado telefónico de su "nieta" quien con una voz extraña -producto de un fuerte resfrío según argumentó- le pidió a su "abuela" que con suma urgencia reuniera todo el dinero que tenía en la casa para cambiarlo porque habría una inminente devaluación.

Rosa, confiada en que se trataba de su nieta, escuchó lo que ésta le decía.

La joven dijo que estaba en el Banco con su madre y que mientras ellas cambiaban su propio dinero, un empleado de la entidad crediticia "gentilmente" pasaría a buscar la plata para evitarle molestias.

La conversación se extendió por espacio de más de 20 minutos hasta que la estafadora le dijo a su interlocutora que saliera hasta la puerta ya que "Gonzalo Díaz", el presunto empleado bancario ya estaba en camino a su casa.


Mientras tanto, la joven para tranquilizar aún más a la mujer le preguntó que estaba haciendo de comer y le dijo que ni bien saliera del Banco iría a compartir con ella el almuerzo.

Siguiendo las indicaciones, al asomarse vio acercarse caminando a un joven "muy bien vestido" y de manera correcta se presentó solicitándole que pusiese el dinero reunido dentro del maletín que él llevaba, explicándole que en breves minutos harían el cambio de los billetes y le reintegrarían la suma entregada.

Gonzalo Díaz se alejó caminando por Maipú hacia calle 13 y desde allí tomó rumbo a Caseros. Con él desaparecieron alrededor de $ 35.000 que Rosa tenía para pintar su casa.

Con el correr de los minutos, al hablar con su hija, Rosa Terminiello, resignada, asumió la realidad. Había pasado a engrosar la larga lista de las víctimas del remanido "cuento del tío".

Salvó a su amiga y luego cayó ella

El caso de Rosa tiene una particularidad ya que, según contó su hija, no hace mucho tiempo una amiga de su madre había recibido un llamado telefónico y se disponía a entregar todo el dinero del que disponía a "alguien que lo pasaría a buscar". Fue Rosa quien le dijo que la estaban estafando y de ese modo evitó la consumación del hecho.

Ahora, recién después de que la despojaran de su dinero, cayó en la cuenta de que había sido ella víctima de los estafadores.