Cargando...

Espere un momento por favor.

Detección de enfermedades en la papa,investigación que se realizo en nuestra ciudad

De acuerdo a lo señalado por los componentes de la sociedad, la población mundial desconoce las grandes pérdidas que suelen tener los cultivos de papa, al punto que han sido varios los países que se han visto obligados a importar semillas. Es que la papa atraviesa en su producción no pocos peligros debido a que es fértil en desarrollar enfermedades de tono severo, cuya máxima recordación fue la peste de 1845 en Europa que acabó con la vida de dos millones de personas, de las cuales la mitad correspondió a Irlanda.

Al parecer el proyecto estaría siendo estudiado por dos empresas internacionales de fabricación de papas congeladas como la canadiense McCain y la holandesa Farm Frites quienes desean obtener el know how para aplicarlo en sus propias empresas y distribuirlo en sus filiales diseminadas en todo el mundo, y una tercera empresa de origen nacional.

Lo cierto es que a esta empresa formada íntegramente por capitales argentinos, el desarrollo les llevó tres años de investigación privada y les permitió el diseño y fabricación de equipos multiespectrales de muy alta sensibilidad tanto en el software como en el hardware y la construcción de los respectivos drones para su realización. Estos equipos son en su totalidad de fabricación nacional, diseñados para obtener información digital en determinados sectores del espectro de radiación.

CARACTERÍSTICAS DE LA INVESTIGACIÓN
En primer lugar la empresa realizó distintas pruebas en plantas de soja donde se pudo comprobar la teoría de la detección temprana de phytophthora antes que la enfermedad evidencie los primeros síntomas. En el caso particular de la papa (variedades Spunta, Daisy, etc.) se logra la adquisición de parámetros específicos de las diferentes enfermedades (ej. phytophthora y top necrosis) y fundamentalmente en su estadio temprano de la enfermedad, con el fin de realizar los manejos y prevenciones a tiempo para evitar mayores pérdidas en los cultivos como así también reducir el impacto ambiental de diferentes productos y también los importantes beneficios económicos al respecto.


En enero de este año y como muestra de la capacidad de este sistema, se realizaron pruebas en laboratorios del INTA Balcarce en dos etapas distintas con las mismas plantas, sanas e inoculadas. La primera toma de imágenes se realizó con solo 2 días de inoculación del hongo verticillum donde se ha observado una diferencia inicial, y luego una segunda toma de imágenes a los 15 días para evidenciar las mayores diferencias en los parámetros obtenidos.

Lo sorprendente del hallazgo es que apenas emergen las primera hojas de la planta puede detectarse qué tipo de enfermedad posee por lo que, al detectarse tempranamente el mal puede establecerse cómo se trata la enfermedad o si es necesario levantar la cosecha. Por lo general, los agricultores advierten al mes y medio de haber salido los brotes que las plantas tienen hongos.

El procedimiento tipo puede funcionar, por ejemplo, en una hectárea donde suelen sembrarse alrededor de 56.000 plantas. Con este nuevo y revolucionario procedimiento, al tercer día de realizado el control el dueño del campo y el ingeniero agrónomo tienen en su poder el tipo de enfermedad que tiene el cultivo y obrar en consecuencia.