Cargando...

Espere un momento por favor.

Un Bipartidismo Devaluado

Nos acercamos al cierre de alianzas  para las elecciones . Generalmente en los procesos electorales de medio término se plebiscita la gestión del gobierno.
Ya no es una confrontación entre “Peronistas” y “Radicales”. Pero a pesar que las categorías anteriores son obsoletas, el bipartidismo sigue dominado el escenario político. Hoy es necesario pensar en un “ nuevo bipartidismo”, dos alianzas: “Cambiemos-PRO-UCR-Coalición Cívica-etc” y “Frente para la Victoria-Peronismo-La Campora-Movimiento Evita-Nuevo Encuentro-Movimiento Nacional Alfonsinista-etc”. Una primera conclusión: no hay lugar para una tercera opción.
La dinámica política local es un reflejo de lo que ocurre, a nivel nacional o provincial, pero generalmente con menos ideas.
La alianza del gobierno (PRO-UCR) parece que seguirá abonando la anti política. A nivel local, el Intendente Reino desarrolló como eslogan de campaña “Somos Uno”. Y luego de esa frase su imagen  como síntesis. Es decir, solo él y el resto poco importaba. Esta construcción personalista fue acompañada con un accionar con mayor semejanza a una ONG o Sociedad de Fomento ante que un partido político con ideas. Un esquema similar a lo que propone la impoluta Maria Eugenia Vidal. Pero es innegable que la administración Reino, a pesar que no logró encontrar entre sus filas a un Secretario de Obras Públicas como tampoco es un “radical” que lleve la voz del gobierno  en el HCD,  es mucho más prolija, que la gestión anterior.
El “peronismo” en todas sus variantes y sus aliados a nivel local no refleja ni por casualidad lo que indican las encuestas a nivel provincial. Los dirigentes locales son consientes de esta situación y solo piensan en salidas individuales, igual que la alianza PRO-UCR, pero con chances electorales muy escasas.  Quien ha tenido mejores reflejos, por lejos, ha sido el concejal Petruceli. Fue el primero que se puso al frente de los reclamos por aumento de tarifas. Conjuntamente con su visita a vecinos le da un plus que el resto no tiene.

José Luis Perez sigue tratando de poner en el centro su gestión de gobierno. Pero tal vez su principal objetivo devolver “favores” a Julián Domínguez con quien posee una relación de hace varios años.
Los “camporistas” solo pregonan su lealtad a la ex Presidenta, pero muy poco han contribuido a la construcción política, salvo la reunión que organizaron hace pocas semanas en el Centro de Constructores donde convocaron a todos los K. En este contexto la presencia de Mengual y Cordoba sorprendió un poco.
El Frente Ciudadano a fines del 2016 había tomado la delantera con el Plenario de Políticas Pública. Lograron una buena asistencia pero no supieron capitalizar ese acto desde un punto de vista político, ya que predominó una situación de tensión por la presencia del ex intendente Echeverría y algunos de sus funcionarios.
Estas líneas no reflejan ni ideas, ni proyectos políticos para Balcarce. Porque en realidad no los tienen ninguno de los sectores. Solo los entusiasmas algún tipo de “lealtad” algún referente provincial o nacional, o directamente su interés personal.
Una novedad de los últimos tiempos  y que han tenido presencia política, por lo menos en los medios, ha sido la Multisectorial. En principio se han presentado como el “movimiento obrero organizado” pero hasta los mismos protagonistas comentan por lo bajo que ese título les queda  grande.  Mantienen diálogo con diferentes sectores pero son muy cuidadosos especialmente por la heterogeneidad de pensamiento. Ninguna de las dos alianzas los considera como actores válidos en la construcción política, pero sin duda posee un potencial que seguramente se verá  el mediano plazo.
A medida que nos acerquemos al cierre de alianzas todo se va ir aclarando. Se conformaran las listas, dirán que tienen vocación de servicio, pero por ahora no se conoce ninguna idea. Tal vez nos den una sorpresa. O quizás lamentablemente confirmemos, la ausencia o negación de las mismas, ya que en caso de existir, si las dijeran no contarían con la confianza y  el voto de los vecinos.