Cargando...

Espere un momento por favor.

La incertidumbre laboral otra vez preocupa a empleados de Intesar

Desde el pasado viernes, unos 130 operarios de Intesar afectados al obrador que está instalado en nuestra ciudad, se encuentran en estado de alerta tras ser notificados de la paralización de las obras de tendido de redes de alta tensión entre Bahía Blanca y Vivoratá.

La cuestión vuelve a generar temor e incertidumbre por el futuro laboral, que también alcanza, dentro de la misma obra, a unos 200 trabajadores que se desempeñan en Tres Arroyos, otros 300 en Vivoratá y unos 100 en Mar del Plata. Cabe recordar que en 2016, luego de la asunción del nuevo gobierno nacional, los trabajos se frenaron durante unos cinco meses, lapso en el cual se analizaron cuestiones inherentes a contratos, certificaciones de obra y presupuestos, para su posterior reinicio.

VUELVE EL CONFLICTO.

Nahuel Arévalo, delegado gremial ante la UOCRA, informó a El Diario que el último viernes, Intesar abonó parte de la segunda quincena de abril pero además planteó la paralización de las tareas. El motivo obedece a que existe una deuda por parte del Ministerio de Energía de la Nación con Intesar y las dos restantes empresas que están involucradas en la interconexión eléctrica que se extiende a lo largo de casi 450 kilómetros en territorio bonaerense. Esto estaría motivado por cuestiones vinculadas con redeterminaciones de precios que las empresas vienen solicitando.


"Volvemos a tener otro conflicto como en el año 2016, lo cual es lamentable. Siempre el perjudicado es el trabajador. Todos juntos venimos luchando para que la obra siga adelante, procurando preservar las fuentes laborales, pero siempre el hilo se corta por lo más delgado", se quejó Arévalo, acompañado por el resto de los trabajadores en el acceso al obrador ubicado en inmediaciones a los amplios galpones de la ex estación del ferrocarril.

El delegado admitió que la discusión en cuanto a redeterminación de valores la debe mantener la empresa con el Ministerio correspondiente "para no perjudicar a los empleados, que quedamos ahora en el medio de la disputa".

Apenas enterado de la preocupante novedad, Arévalo transmitió la inquietud y preocupación reinante al secretario de Gobierno de la Comuna local, doctor Ricardo Stoppani, quien se comprometió a dialogar con funcionarios de Energía de Nación para poder ahondar en el tema y acercar una respuesta.

"No descartamos ninguna acción en el marco de esta protesta, incluso movilizarnos hasta la Municipalidad local en busca de que se destrabe esta situación y podamos retornar a nuestro trabajo", anticipó el delegado de la UOCRA, quien reconoció que este hecho los sorprendió en virtud de que venían desempeñándose con normalidad.