Cargando...

Espere un momento por favor.

El Intendente Reino repudió el fallo de la Corte Suprema que benefició a un genocida :"Es un mamarracho", dijo.

Lo expresó en comunicación mantenida con el programa "Balcarce Vox" que emite cada sábado Radio Eben Eser -FM 105.1- entre 10 y 13 hs.- Afirmó que los jueces supremos han perdido el sentido común en la sentencia que aplicó la derogada ley conocida como del "dos por uno", y agregó: "Es una barbaridad lo que hizo la Corte, y es inadmisible". El Dr. Reino manifestó que no le sorprendió el fallo de la Justicia porque en los delitos comunes actúa igual. Señaló su desacuerdo con el otorgamiento de la libertad condicional a los condenados por la comisión de delitos graves y dijo que ellos deben cumplir la pena hasta el último día. Sostuvo que el condenado debe demostrar que se ha rehabilitado para obtener su libertad. El Intendente Municipal manifestó la necesidad de reformar profundamente el sistema carcelario y señaló que el Estado ya hace bastante por las personas que egresan de la unidades penales. Muiña fuera condenado por ser "coautor del delito de privación ilegal de la libertad cometido por funcionario público con abuso de sus funciones o sin las formalidades prescriptas por la ley, agravado por el uso de violencia o amenazas, en concurso ideal con el delito de imposición de tormentos en relación con las condiciones de cautiverio impuestas, en concurso real con el delito de imposición de tormentos por un funcionario público al preso que guarde", en perjuicio de cinco víctimas en el marco del terrorismo de Estado.
Esteban Reino no admitió el carácter político del fallo de la Corte Suprema que posibilitó la libertad del represor Muiña. No obstante ratificó: "Estoy totalmente en contra de lo que hizo la Corte", y agregó: "Es gravísimo lo que hicieron los genocidas". El próximo miércoles 10 se desarrollarán en todo el país distintos actos y marchas convocadas por los Organismos de Derechos Humanos en repudio al citado fallo de la Corte Suprema que favorece la próxima libertad de centenares de genocidas.