Cargando...

Espere un momento por favor.

3 de febrero de 2017

Nuevo paso para afianzar la relación con Messer Marino

La Subsecretaría de Turismo informa que en el marco de la XXV Fiesta Nacional del Automovilismo se dará un nuevo paso para afianzar la relación entre Balcarce y la comune di Castiglione Messer Marino de Italia, ciudad natal de don Loreto Fangio, padre de Juan Manuel.
 Se trata del descubrimiento en el cruce de las rutas 226 y 55 de un monolito que contiene una placa con la inscripción de “Balcarce en hermandad con Castiglione Messer Marino, cuna del padre del quíntuple campeón del mundo de F1”.
La actividad se enmarca en la primera jornada de la fiesta de los balcarceños que se encuentran organizando el Municipio de Balcarce y la Fundación Fangio por iniciativa de Olga Colella.
De esta manera, la comunidad le estará haciendo una devolución a su par italiana teniendo en cuenta que en el ingreso a esa localidad de la región de Abruzzo se encuentra un monolito de idénticas características.
La presentación del bloque, que ya fue construido e iluminado desde la Dirección de Vivienda y Hábitat, se concretará el próximo viernes, a la hora 10. El acto contará con la presencia del intendente Esteban Reino; el presidente de la Fundación Fangio, Antonio Mandiola; representantes de la Asociación Italiana Filantrópica Unida y la ciudadana de Castiglione, Dina Consilvio, quien junto con Olga Colella han sido las artífices de esta mancomunión entre los pueblos.

Historia 
Desde bastante antes de la primera guerra mundial distintas familias pertenecientes a la comune di Castiglione Messer Marino comenzaron a emigrar hacia la Argentina en busca de un futuro mejor. Una parte de ellas eligió como destino a nuestra ciudad para establecerse.
Así fue como en el año 1887 el abuelo de Juan Manuel Fangio, don Giuseppe Fangio, se afincó en la zona de Laguna de los Padres para explotar montes de curro. Años después adquirió una quinta a pocos kilómetros de Balcarce, sobre la ruta 55, y trajo a su familia desde Italia.
 Como este, hay muchos otros casos que se reconocen en Balcarce y que aún hoy permanecen estables, por ello es que el acto de hermandad surge como una necesidad vigente de reconocimiento.