Cargando...

Espere un momento por favor.

APDH: "Colaborar en el sometimiento a un pueblo.... no merece reconocimiento, sino rechazo"

Ante la decisión hecha pública de imponerle el nombre de "Fausto Arturo Iglesias" al Aeródromo de Balcarce, la Regional local de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos hizo púbica una "Declaración" en la que fundamenta su oposición a tal denominación, basada en las atrocidades cometidas por fuerzas coloniales en la guerra del Rif, en la que participó el hombre a homenajear en Balcarce.
Su texto es el siguiente: "Ante la decisión de imponerle el nombre de “Fausto Arturo Iglesias” al aeródromo de Balcarce, y frente a las manifestaciones de alerta vertidas públicamente por el respetado ciudadano Horacio Albani, la Regional Balcarce de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos expresa su coincidencia con la postura del mencionado vecino.


La Guerra del Rif, en la que participó el Sr. Iglesias como aviador al servicio del rey Alfonso XIII y del dictador Primo de Rivera implicó la masacre de buena parte del pueblo rifeño a consecuencia de su lucha por la liberación del dominio colonial franco-español. Es sabido que desde los aviones hispanos fueron arrojados gases tóxicos con el consecuente envenenamiento de los manantiales rifeños, tal como fuera expresamente reconocido por Ignacio Hidalgo de Cisneros, protagonista de varios bombardeos sobre la población civil y posterior máximo jefe de la Fuerza Aérea española, y por varios otros actores e investigadores.
Pocos años atrás Marruecos ha iniciado negociaciones con España a fin de recibir una reparación por las graves consecuencias sufridas en la contienda bélica, algunas de las cuales perduran hasta la fecha.
Por lo tanto, teniendo en cuenta que: a) Fausto Arturo Iglesias integró la “Legión Española”, fuerza utilizada en el exterminio del pueblo rifeño, y posteriormente en la represión de movimientos populares españoles , en el levantamiento contra el gobierno constitucional español y en apoyo a los golpistas en la consiguiente guerra civil;  b) que Fausto A. Iglesias habría conducido aviones desde los cuales pudo haberse arrojado fosgeno, difosgeno, cloropicrina y gas mostaza en forma indiscriminada;  c) que no se ha hecho saber en que consistieron los actos de heroísmo a él adjudicados al servicio de una monarquía extranjera, solicitamos a las autoridades del Aero Club de Balcarce y al Intendente Municipal -que tal vez optaron por dicho nombre sin dicha información previa-  no imponerle el nombre del referido aviador a dicho lugar.
Las atrocidades cometidas y denunciadas en dicha guerra contra la población rifeña ameritan estudiar previamente la participación del Sr. Iglesias en la misma y las características de los “actos heroicos” que se le adjudican, para luego resolver en consecuencia.
Lamentablemente, muchos balcarceños aún soportamos la honra pública a un dictador responsable de muertes, torturas, vejaciones y subversión. No quisiéramos avergonzarnos también por ser protagonistas de un nuevo, llamativo y confuso homenaje.
Entendemos que la colaboración en el sometimiento a un pueblo, atentando contra el derecho a la vida y libertad de sus miembros, y encima al servicio de una potencia colonial extranjera, no merece reconocimiento sino rechazo.
Balcarce, 6 de febrero de 2017. "