Cargando...

Espere un momento por favor.

Otra vez el fuego se apoderó de la cava

Por segundo día consecutivo, los bomberos voluntarios trabajaron en la extinción de un incendio en la profunda cava de calles 47 y 48.

Cuatro unidades del cuerpo activo con una decena de hombres y un camión cisterna aportado por la Municipalidad se desplegaron alrededor de las 19 en el predio para extinguir las llamas que consumieron pastos naturales y cuanta basura había allí esparcida.

El fuego, circunscripto dentro de la cava, avanzó por una de las paredes laterales pero fue apagado antes de tomar contacto con el resto de los escombros y desperdicios de todo tipo y tamaño que, por la irresponsable acción de muchos vecinos, estaban arrojados sobre calle 47, espacio convertido en un basural.

Con dos líneas de mangueras, los servidores públicos atacaron los distintos focos ígneos de los cuales emergían densas columnas de humo.


Dada la magnitud del siniestro es que se reaprovisionaron de agua de dos camiones cisterna (uno de los Bomberos y el restante de la Comuna) mientras se aguardaba la llegada de una pala retroexcavadora para proceder a retirar los residuos que se encontraban depositados sobre la arteria.