Cargando...

Espere un momento por favor.

Imbecilidad sin límites

Una vez más, amparados en el anonimato, inadaptados sociales volvieron a ser los responsables de un nuevo incendio.
Ocurrió en la tarde de ayer en el cerro “El Triunfo” donde prácticamente en forma simultánea se originaron cinco focos ígneos en distintos puntos del parque.
Dos dotaciones del cuerpo activo acudieron de inmediato y desplegando todo un arsenal de hombres y equipos comenzaron la ardua lucha contra las llamas logrando tras más de dos horas de labor controlar el fuego.
Incluso un grupo de servidores públicos de San Agustín se sumó al trabajo mientras varios integrantes del Consejo Directivo colaboraban brindado el siempre necesario apoyo logístico.
Como si todo esto no alcanzara para el o los dementes que desataron este siniestro, en medio de la tensión que se vivía en el Cerro llegó haciendo sonar su sirena una ambulancia del Hospital deteniéndose junto a los servidores públicos mientras preguntaban en qué lugar había personas atrapadas en medio de las llamas.
Era una falsa alarma obra -se supone- de la misma persona ¿persona? que había iniciado el fuego que, no se descarta, también sería el que antes había alertado del incendio a los Bomberos.
El incendio afectó vastos sectores del parque municipal, pero más allá de esto, dio lugar a una indignación generalizada que crece ante la frecuente cantidad de siniestros provocados por seres que merecen el repudio de la comunidad.
OTROS INCENDIOS
Al fuego registrado en el Cerro se sumaron otros incendios que fueron sofocados  durante la jornada de ayer por los Bomberos.
Por la mañana una dotación trabajó en inmediaciones de la curva Sarapistón, sobre ruta 55 donde  controlaron un incendio en la banquina.
Pasado el mediodía tres dotaciones se encargaron de extinguir un foco ígneo en cercanías del paraje Juan Vincenty, sobre ruta 55 donde el fuego comenzó en una banquina y alcanzó un monte, pasando luego hacia la otra banquina de la ruta.

Más de dos horas y media trabajaron losa servidores públicos hasta lograr la total extinción del fuego que afectó a pastos naturales y algunas plantas.
A media tarde hubo un pedido de auxilio desde el establecimiento “Corral Indio” en “La Vigilancia” lugar al que concurrieron dos dotaciones que combatieron un foco ígneo originado en una cosechadora en medio de un lote de trigo en pie.
La eficaz labor de los Bomberos posibilitó el rápido control y extinción del fuego que no generó mayores pérdidas.