Cargando...

Espere un momento por favor.

STM “La grieta cada vez más fuerte con el gobierno Municipal ”.

El Sindicato de Trabajadores Municipales de Balcarce a través de un comunicado dejo sentada su posición frente a los hechos sucedidos sistemáticamente a lo largo de todo el año, en el área de la Secretaria de Hacienda, donde los empleados de esta sección son beneficiados con pagos extraordinarios y diferenciando al resto de los empleados de la comuna, hechos que fueran ya denunciados por este gremio y provocando disputas entre compañeros.
"El Sr. Intendente compra voluntades y un Gobierno fuerte no debe comprar voluntades"; pues con la excusa de recaudar más, se premió durante todo el año, a lo que debería ser la normalidad de la tarea. Todos los trabajadores municipales siempre trabajaron con dedicación, constancia, esmero y esfuerzo, sin que un funcionario de turno debiera pagar bonificaciones, autorizar horas extras o jornadas prolongadas para que un trabajador haga lo que tiene que hacer, "su tarea".-
La gran incongruencia de esta problemática, es que lo que se recauda por un lado, se lo llevan algunos empleados, desviando el verdadero destino de la recaudación, que es reflejarse en el beneficio de nuestra ciudad.
No alcanzando con esta situación que se dio a lo largo de todo el año, con un silencio cómplice de los empleados que se ven beneficiados, generando resquemores y resentimientos respecto a los demás compañeros; a fin de año, la gota que rebalzó el vaso: El Secretario de Hacienda convocó a una reunión en la "Sala de Intendentes", reunión que tuvo como motivo principal agasajar a los empleados de su área, discriminando al resto de los empleados quienes también, son parte del Municipio, aumentando esa diferencia, desigualdad, enfrentamiento entre los empleados, provocando que la grieta sea más grande entre los compañeros, utilizando un espacio público para realizar un lunch sólo con su “PISO PREFERIDO”.

Sr. Intendente: No es sano, ni decente este actúa, no son buenas las divisiones entre compañeros y menos de autoridades quienes deben bregar por el fomento de buenos valores entre los trabajadores, separando a unos y haciendo diferencia con otros. Son estos funcionarios quienes supuestamente batallan y luchan contra la corruptela y defienden las arcas municipales, pues en momentos de solicitar los aumentos salariales que le corresponden a todos los empleados, los recursos no alcanzan.
“Divides y reinas”, este constante dicho popular es el que utiliza el Gobierno. Todos son trabajadores y no es justo y digno el accionar del Departamento Ejecutivo, que se ve reflejado en algunos funcionarios que son empleados municipales y se olvidan de dónde vienen o que el cargo que ocupan es una circunstancia y luego deberán volver al llano.
Solo resta disculpar a nuestros compañeros, quienes son la parte débil de esta problemática, pues un beneficio económico debe venirles muy bien, siempre y cuando la conciencia se los permita.