Cargando...

Espere un momento por favor.

10 de diciembre de 2016

¿Pudo evitarse la muerte de Felipe María Amaya ?

 Algunos dicen que sí.
   El hombre de 70 años de edad fue hallado muerto por la Policía en su casa de calle 22 bis entre 49 y 51 el lunes 28 de noviembre, algunos días después de ocurrido el deceso. Su cuerpo estaba en estado de putrefacción.
   Felipe María Amaya habitaba el Hogar Ernesto Pinto desde 3 o 4 años atrás. Según fuentes confiables, la actual directora del establecimiento lo impulsó a abandonar el lugar. Aseguran que le decía que necesitaba la cama que él ocupaba. El anciano se resistía a dejar su hogar. Allí era contenido, cuidado y asistido. No quería mudarse a la vivienda de la calle 22 bis. . La directora insistió. El cedió.
   Contra su voluntad, Amaya retornó a su vivienda en octubre de este año. Según dicen, las autoridades del Hogar Pinto , Amaya no se pudo ocupar de si mismo. Pocas semanas después, falleció.
   Según las fuentes informantes, la cama de Amaya continúa sin ocuparse. También quedaron libres 3 o 4 más. Aseguran que durante los últimos meses no se han producido ingresos de ancianos al Hogar Ernesto Pinto.
   ¿ Será porque en los tiempos que corren los viejos ya no necesitan la asistencia del municipio?  ...  ¿ o será que quienes conducen al municipio no desean ingresar nuevos ancianos ? ...
   Las cuentas municipales cierran mejor con los viejos afuera.