Cargando...

Espere un momento por favor.

Fuertes críticas y posterior aclaración por perros "retirados" de la vía pública

Las redes sociales estallaron con fuertes críticas al Departamento Ejecutivo ante una gran cantidad de perros que habían sido "retirados" de la vía pública y estaban encerrados en pequeños espacios en un sector del espacio que actualmente ocupa la Patrulla Rural, donde tiempo atrás funcionaba el Corralón Municipal.
Muchos vecinos, indignados, cuestionaron dicha acción remarcando que los animales estaban muy mal alimentados y sin tenerse en cuenta las mínimas condiciones que deben ser tenidas en cuenta para brindarles la correspondiente contención.
Incluso se remarcó que hay una serie de disposiciones que determinan cómo deben ser tratados y cuidados los animales.
Tras la andanada de manifestaciones de repudio, horas más tarde, desde el Departamento Ejecutivo se dio a conocer un comunicado indicando que "la Municipalidad procedió, en los últimos días, a retirar de la vía pública un total de 33 perros callejeros para control de su estado general, vacunación y castración", destacando que "diez de esos animales fueron alojados en compartimentos del Comando de Prevención Rural, de los cuales cinco, que son muy agresivos, fueron separados del resto. En tanto, otros veinte, se alojaron en una vivienda que proporcionó una vecina domiciliada en calle 13 entre 14 y 16, mientras tres fueron alojados en caniles de la Dirección de Inspección General".
El informe indica además que "todos los animales son alimentados y cuidados por el Municipio" y que la persona que cedió espacio procedió, por voluntad propia, a liberar quince de los veinte perros que había recepcionado.

Tras subrayar que "se está trabajando contra reloj para ampliar el sector de caniles en Inspección, con el fin de alojar adecuadamente más animales, si en el futuro hiciera falta", se añade que es intención del Municipio "remarcar su voluntad de cuidar y atender a los animales de la calle como también, y fundamentalmente, proteger a la población de accidentes y eventuales ataques o mordeduras que se pudiesen producir y sobre los cuales se tienen innumerables denuncias tanto en el Hospital como en la Dirección de Inspección General".
Finalmente desde el gobierno se sostiene que "debe gene-rarse un programa de adopción responsable, para que los animalitos tengan un destino de alojamiento, cariño, contención y cuidado y dejen de vivir en la vía pública".