Cargando...

Espere un momento por favor.

Comenzó proceso licitatorio para cerrar el basural de calle 107

La Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos informa que en la sede del OPDS, organismo ambiental de la provincia de Buenos Aires, se llevó a cabo la apertura de ofertas para el cierre de los basurales a cielo abierto de los municipios de San Vicente, Junín y Balcarce.
Participaron el director general de Administración, José Artigas, el director provincial de Residuos, Walter Vega, y el intendente de San Vicente, Mauricio Gómez.
Tal como lo anunció el mes pasado el intendente Esteban Reino, la ciudad es una de las únicas tres de la provincia de Buenos Aires que fue elegida para que se desarrolle esta importante medida ambiental como es proceder al cierre del relleno sanitario que se encuentra ubicado en la avenida Italia (107) y las vías.
Durante el acto administrativo se conoció que se presentaron dos oferentes para hacer el trabajo de clausura que demandará un costo de 14,4 millones de pesos que serán financiados por el propio Organismo Provincial de Desarrollo Sustentable.
De esta manera, Balcarce está entre los tres primeros municipios que van a cerrar los basurales a cielo abierto entre los 135 que componen el territorio bonaerense.            
El secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, Carlos Katz, resaltó que Balcarce junto con Vicente López y Junín fueron elegidas por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) para desarrollar este proceso que tiene una fuerte connotación con el cuidado del medioambiente.

  “Recibiremos una fuerte inversión para evitar el efecto invernadero del viejo basural a cielo abierto. De esta manera, se evitará que los líquidos lixiviados y los gases que allí se generaron durante muchos años afecten el suelo, el aire y el agua porque van a quedar embolsados”, explicó el funcionario.
              En tanto, remarcó que lo importante es que a cargo de esta tarea de saneamiento estará el propio OPDS. También que una vez cerrado el viejo relleno sanitario se contará con un monitoreo de treinta años para garantizar que no exista un impacto ambiental.
              De esta manera, Katz mencionó que se estarán invirtiendo casi 28 millones de pesos en el plan de gestión integral de residuos. De los cuales 8 millones ya fueron ejecutados con la planta de separación y tratamiento de residuos (falta capacitar al personal que allí se desempeñará y la incorporación de la correspondiente membrana en el predio de disposición final). Otros 3 millones que servirán para este tipo de trabajos en el nuevo predio que están siendo gestionados y los mencionados 14,4 millones de cierre del viejo relleno.