Cargando...

Espere un momento por favor.

Balance del programa “después del cole”

En la tarde de ayer llegó a su fin el programa “Después del cole” que desarrollaron desde la Dirección de los CIC´s como una prueba piloto durante tres meses, sirviendo para albergar a chicos en el Centro Integrador Comunitario (CIC) II con diferentes actividades y de esa manera evitar que pasen más tiempo en la calle.
La iniciativa surgió a partir de un relevamiento que hicieron desde la dependencia señalada a principios de año con el equipo de salud en los tres barrios más populosos de la ciudad: Pueblo Nuevo, Pueblo Nuevo Viejo e Integración.
 La titular del área municipal, Natalia Viera, expresó que “el desarrollo de la actividad fue altamente positivo y por eso desde el área ya pensamos replicarlo el año que viene. Estamos evaluando en qué barrio lo podemos desarrollar”.
 La funcionaria indicó que se inició con 70 niños y que habitualmente asistían alrededor de 60 a las actividades propuestas en el CIC 2 ubicado en calle 116 y 15 las tres veces por semana. Incluso mencionó que había chicos que concurrían otros días a jugar y divertirse pese a que no estaban los profesores.

 “En noviembre pasado se había inaugurado el CIC 2 y por eso queríamos acercarnos a la gente para que conociera las propuestas que les podíamos ofrecer en este ámbito. En ese ida y vuelta pudimos ver lo que la gente necesitaba y deseaba”, manifestó Viera.
El relevamiento permitió conocer que las familias del sector estaban pidiendo un espacio para que los chicos no estén en la calle. “Los papás quieren que los chicos estén haciendo algo productivo y algo lindo que los contenga y divierta. También desde los profesores de las escuelas de la zona habían detectado esta necesidad”, argumentó Viera.
 En su análisis, apuntó que “los chicos de primaria (de entre 6 y 12 años de edad) no tenían un espacio de contención porque los de secundaria cuentan con el Programa Provincial Envión que en nuestra ciudad se está desarrollando muy bien”.
             La actividad se desarrolló tres días a la semana: lunes, miércoles y jueves, de 16 a 19. Allí los chicos recibieron talleres de deportes (juegos en equipo y fútbol), teatro, utilización de telas y pinturas, percusión, expresión corporal, baile y yoga.
Valores
              “Los chicos recibieron una merienda saludable y adquirieron hábitos saludables de alimentación. También buscamos el sentido de pertenencia para que los chicos  tomen como algo propio al CIC II”, argumentó Viera.
              Asimismo, comentó que “vimos un problema con los límites porque los chicos no los reconocían, por eso estuvimos trabajando para solucionarlo. También vimos la falta de cooperación y respeto hacia el otro”.
              Por último, mencionó que se logró realizar la tarea con un equipo docente importante y acciones coordinadas con pediatras, el Instituto de Formación Docente Nº 32, el grupo Sacheteras y otras áreas de la comuna.