Cargando...

Espere un momento por favor.

Una persecución que pudo terminar en tragedia

Ayer, este medio informara en exclusiva, en nota titulada "Violento accidente vehicular entre un auto y un patrullero", acerca de un accidente registrado en la madrugada del sábado en Av. Kelly y 23.
Testigos a los que acudió "Infórmese Primero" dieron cuenta que el siniestro no se debió a un habitual choque de automotores sino a la persecución efectuada a lo largo de varias cuadras por los efectivos policiales sobre el joven conductor que se desplazaba en el Volkswagen Gol, debido a que este evadiera un operativo de control de tránsito.
Con el objeto de detener la marcha del automovilista, el conductor del patrullero habría transitado algunos metros en contramano en el lugar del siniestro y habría realizado una maniobra muy arriesgada, provocando el conocido resultado.
Es sabido que toda persona que conduzca un vehículo debe abstenerse de eludir un operativo de control de tránsito y debe detener su marcha y suministrar la documentación que los funcionarios actuantes puedan requerirle. Nadie puede negarse a ello. No obstante, la supuesta evasión al operativo de un automovilista, no habilita al personal policial o de tránsito a emprender persecuciones que pongan en riesgo la vida del o los perseguidos, la vida de los demás automovilistas o transeúntes, y la suya propia.
Las consecuencias de la persecución policial ocurrida en la madrugada de ayer pudieron resultar mucho mas graves que la evasión del operativo de control de tránsito.
Cada uno debe cumplir con su obligación, pero la vida primero.