Cargando...

Espere un momento por favor.

Luis Vildoza "Acá no se deja de atender a nadie"

Fiel a su estilo de decir las cosas como las siente, con su particular tonada, el profesor Luis Vildoza, secretario de Desarrollo Social, admitió que las declaraciones vertidas anteayer a través de Radio del Plata por el cura párroco de San José, Pablo Bosisio, afirmando que "la realidad es que la política social del Gobierno del distrito fue retirar ayuda a los más necesitados", no solo lo tomó por sorpresa sino que le generó dolor y angustia. "De ninguna manera uno, como funcionario, quiere dañar ni especular en esto", sostuvo ayer el titular de Desarrollo Social a El Diario, minutos después precisamente de haber mantenido una reunión con el cura para hablar del tema que "sacudió" a la comunidad y dejar en claro algunas cuestiones.
Bosisio le expresó al periodista Gustavo Silvestre que el Estado municipal dejó sin asistencia "a un montón de familias", comparó esta realidad con lo ocurrido durante la crisis de 2001, que creció la demanda de ayuda hacia la Iglesia y comunidades evangélicas, por ejemplo, y que Desarrollo Social recortó la entrega de bolsones de mercadería, pasando de 800 a 300, entre otras apreciaciones.
"Estamos sincerando la realidad"
Vildoza, por su parte, no calló su verdad, la misma, según él reveló, le había contado tiempo atrás al propio cura párroco. "Desde Desarrollo Social no se deja de atender a nadie.
Que quede bien claro. Sí lo que hemos hecho desde que asumimos la función fue sincerar la realidad. Veníamos de un descontrol de la gestión anterior por lo que se trabajó en la confección de las encuestas socioeconómicas de las familias necesitadas a los efectos de justificar cada una de las entregas y conocer quiénes la recibían.", afirmó.
Vildoza, creyente y católico, es un fiel defensor de los conceptos del Evangelio, de manera particular de aquellos que promueven la cultura de la solidaridad, la paz y el respeto por el otro. Por eso en la charla con Bosisio le manifestó que le llamaba la atención que "sea desde la propia Iglesia Católica, que promueve la ayuda solidaria, de donde se diga que se ha descuidado al que más necesidades tiene. No es así de ninguna manera. Yo fui quien en su momento le informé al padre Bosisio de las cifras que dio sobre la cantidad de bolsones con mercadería que se entregan. Y le di los motivos. Acá hay un trabajo serio, responsable y ordenado que permite que no se hagan gastos innecesarios. Este Gobierno recibió una comuna con un déficit millonario por lo que fue necesario reacomodar las cosas. Acá, insisto, se ayuda al que realmente tiene necesidades".
En la charla de ayer, cara a cara, Vildoza le pidió a Bosisio que le informe quiénes eran las familias que no reciben ayuda y tienen carencias.
No dejó de resaltar el funcionario la labor que la Iglesia lleva adelante en esta materia, incluso ofreciendo platos calientes de comida y viandas a unas 120 personas, sumado a ello la entrega de bolsones con mercadería a otro centenar de familias. "Está bueno que ayudemos entre todos a superar la crisis y no hacer comentarios que no corresponden. ¿Sirvió de algo lo que dijo? Para sentirnos mal. Como dije antes, soy católico y practicante. Uno en misa escucha cuando se habla de la importancia de reflexionar, recapacitar y de corregir conductas. Entonces no entiendo porqué en este caso no se me convocó para conversar sobre este tema", subrayó.
Por último, Vildoza remarcó que con sus declaraciones a un medio nacional, Bosisio, según le confesó, no quiso generar "daño ni malestar alguno". No obstante, para el funcionario "no había necesidad alguna de decir lo que se dijo".