Cargando...

Espere un momento por favor.

Advierte la APDH Balcarce que impulsan que se permita fumigar hasta casi al lado de las viviendas

Un proyecto de ley que tiene media sanción del Senado bonaerense desde hace un mes, achica las distancias de uso del herbicida glifosato hasta 10 metros del límite de la zona urbana y reduce las distancias a guardar para la aplicación aérea del conocido producto, y de varios otros, de 2.000 a 500 metros.
   Recuerdan que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la OMS calificó en 2015 a dicho herbicida como "probable cárcinógeno humano". Distintos trabajos científicos de varias Universidades públicas han informado acerca de las consecuencias de los agrotóxicos sobre las poblaciones.

   La APDH solicita al Intendente, al HCD y al Centro Médico que intercedan ante la Cámara de Diputados bonaerense y ante la gobernadora a fin de que tengan en cuenta los múltiples informes científicos independientes, nacionales y extranjeros, que informan sobre las graves consecuencias que la aplicación de dichos productos tendría sobre las poblaciones, con el fin de evitar que dicho proyecto se convierta en ley.
  Piden priorizar los intereses generales por sobre los sectoriales. "La vida y la salud están por encima del negocio", concluyen.
  Transcribimos el documento emitido por la APDH local:
  " La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Regional Balcarce, expresa su rechazo  a la media sanción recientemente dispuesta por el Senado de la Provincia de Buenos Aires  a un proyecto de ley que permite fumigar con el cuestionado herbicida glifosato , y varios otros, hasta sólo diez metros contados desde el límite de la zona urbana;  y con otros como el 2,4D y el bromuro de metilo hasta cien metros.
   La pretendida norma también disminuye la distancia para las fumigaciones aéreas de 2000 a 500 metros.
   Ahora,  también quedará garantizada la fumigación a pocos pasos de las escuelas con los niños dentro.
   Su fundamentación no cita ningún trabajo técnico ni científico que justifique las mínimas distancias.
   En la Argentina hay aproximadamente una centena de trabajos científicos de universidades públicas (La Plata, UBA, Rio Cuarto, Rosario, Litoral, etc.) que informan sobre las consecuencias de los agrotóxicos sobre las poblaciones.
   Recordamos que en base a estudios en animales y datos epidemiológicos en humanos, con glifosato puro, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró en marzo de 2015 que ya existe suficiente evidencia como calificar a dicho herbicida como A2, o sea :  un probable carcinógeno humano (la segunda categoría en toxicidad cancerígena).
   En la Declaración del tercer Congreso Nacional de Médicos de Pueblos Fumigados , ellos señalaran:  “Ya no hay dudas que la exposición masiva y creciente a pesticidas modificó el perfil de enfermedades de las poblaciones rurales argentinas y también que el cáncer es la primera causa de muerte entre ellos.”  Señalan además, que: “ se encuentra afectada la salud reproductiva con aumentos de abortos espontáneos y malformaciones congénitas, problemas endocrinos como hipotiroidismo, trastornos del desarrollo neurológico o cognoscitivo y tasas de cáncer que se disparan triplicando las incidencias, prevalencias y mortalidad por enfermedades oncológicas en relación directa a la exposición de agrotóxicos.”
   En varios países del mundo existen prohibiciones en cuanto a su aplicación.
   La Suprema Corte de Bs. As. en fallo de 2012 prohibió fumigar a menos de mil metros de las viviendas en caso planteado desde el Partido  de Alberti. Citó la vigencia del principio precautorio.
   Otros fallos judiciales de nuestra provincia, de Santa Fé, Córdoba, Chaco, Salta y Formosa establecen límites de entre 800 y 1.500 metros para las fumigaciones con agroquímicos.
   Esta jurisprudencia no está siendo atendida.
   Creemos que detrás de esta disparatada y riesgosa media sanción están entidades que promocionan la siembra directa, otras que agrupan a compañías del sector agroquímico, otras que concentran a grandes productores;  todos con fuerte influencia en los gobiernos provincial y nacional. Recordamos que el Ministro de Agroindustria bonaerense Leonardo Sarquís fue gerente de la multinacional  Monsanto., por lo que es factible su deseo de privilegiar a las empresas del sector.                        
    Por lo tanto, en defensa del derecho humano a la vida, a la salud y al ambiente sano, alertamos a la población balcarceña acerca de la gravedad contenida en el referido proyecto de ley provincial  que ya cuenta con media sanción , y solicitamos al Sr. Intendente Municipal, al H.C.D., al Centro Médico local y a demás instituciones comprometidas con el interés general a requerir a la Cámara de Diputados bonaerense, al Ministerio de Salud provincial y a la Gobernadora  tener en cuenta los múltiples trabajos científicos  independientes, públicos y privados, nacionales y extranjeros,  que dan cuenta de las consecuencias que la aplicación de diferentes agroquímicos arroja sobre las poblaciones, y evitar que dicho proyecto se convierta  en ley.
   También requerimos nuevamente a los Sres. concejales el dictado de normas que protejan la salud, vida y ambiente de la comunidad balcarceña  ante  los agrotóxicos.
   Seguimos entendiendo  que las autoridades nacionales, provinciales y municipales deben priorizar los intereses generales por sobre los sectoriales.  La vida y la salud están por encima del negocio.
    Balcarce, 6 de agosto de 2016."

                                            José Luis Cuenca                          Ana María Pérez                           Juan Fraiz
                                                                                                 A.P.D.H.   Balcarce