Cargando...

Espere un momento por favor.

Un ilícito de llamativas características se registró esta madrugada

Jorge Lueches se encontraba descansando en su casa de calle 23 entre 32 y 34  cuando de pronto irrumpieron dos sujetos armados y encapuchados que le exigieron les entregara una suma de dinero que horas antes había retirado de una entidad bancaria de nuestra ciudad.
Lo sorprendente del caso, según comentó el damnificado, fue que no había comentado con nadie , salvo su hijo que está en Tandil, de la transacción y los malvivientes tenían datos precisos de la misma.
“No digo nada pero.. da que pensar…” deslizó Lueches sosteniendo que no haría la denuncia en la Policía.¿Para que?, si no hacen nada… fue el comentario final.