Cargando...

Espere un momento por favor.

Sano y salvo fue hallado el peón rural del que se desconocía su paradero

Felipe Rubén Casal, de 30 años, empleado del establecimiento rural “Las Taperas”, ubicado en cercanías a la localidad de Ramos Otero viajaba el domingo por la noche con su familia por la ruta 50 en un tramo de tierra cuando su automóvil quedó encajado en el barro.
Ante la imposibilidad de seguir camino la familia pasó la noche en el auto y en la madrugada Casal salió a buscar ayuda. Al no regresar, y ante el paso de las horas generó preocupación en su mujer que fue auxiliada por un productor de la zona.
Tras dar aviso a la Policía y a Bomberos se inició un amplio operativo de rastrillaje que permitió encontrarlo en la tarde de hoy a más de 20 kilómetros del lugar de donde había partido 36 horas antes.

Sin alimentos, mojado y con frío, había pasado la noche en una precaria construcción abandonada para ayer continuar camino. Un trabajador de la zona lo halló en horas de la tarde  extenuado pero en buen estado de salud.